viernes, 21 de junio de 2019

NO SÉ PARA QUÉ NOS ENCONTRAMOS



NO SÉ PARA QUÉ NOS ENCONTRAMOS 

No sé para qué nos encontramos,           
Ya que igual de casual será nuestra despedida,
 Sin abrirnos lo que siente el corazón,
 Permaneciendo el enigma el uno para el otro.
 A veces, sueño con un extraño sueño,
 Como si lo imposible sucediera.
 Alarmado y perplejo por un instante,
 Piensas: ¡Por qué lo he soñado!
1899


Poliksena Soloviéva- Rusia
Traducción del ruso al español: Kseniya Tokareva


*****
Мы встретились не знаю для чего  

Мы встретились не знаю для чего                                      
И так же разойдемся мы случайно,            
Не открывая сердца своего                                             
И оставаясь друг для друга тайной.              
Так иногда приснится странный сон,                         
Как будто невозможное случилось.                                      
И на мгновение взволнован и смущен,                      
И думаешь: зачем мне это снилось!
1899 


Poliksena Soloviéva- Rusia


_______________________________________________ 


     Poliksena Soloviéva, curiosa poeta y pintora rusa del Siglo de Plata. Títulos de sus antologías poéticas. Es curioso que son tantas, a pesar de que su trayectoria poética fue un tanto indefinida:
  • «Стихотворения» (1899) — Los poemas
  • «Иней» (1905) — Las heladas
  • «Плакун-трава» (1909) — La salicaria
  • «Тайная правда» (1912) — La verdad incógnita
  • «Перекрёсток» (1913) — La encrucijada
  • «Вечер» (1914) — La tarde
  • «Последние стихи» (1924) — Los últimos poemas/Los últimos versos



POLIKSENA SOLOVIÉVA: EL DOCEAVO HIJO 
(de la antología de Yevtushénko/redacción y traducción del artículo de Kseniya Tokareva)

Poliksena Soloviéva (1867-1924)

Hubo tiempos en Rusia cuando tanto en las familias de clase baja (campesinos) como en las de clase alta se tenía poco conocimiento de los métodos contraceptivos, salvo de curandero, y por lo tanto no se sentía vergüenza por tener tantos hijos cuantos Dios regale. Sin embargo, los tiempos cambiaron: no existe en el mundo tanto espacio no poblado como en Rusia, aún así para tantos niños no hay cabida.
El último hijo en la familia de Seguéy Soloviév, histórico y rector de la Universidad de Moscú, fue Poliksena Soloviéva (1867-1924). Seguéy Soloviév siempre estaba sobrecargado de trabajo y permanecía en espera del nuevo tomo de «Historia de Rusia» que se publicaba anualmente. La familia vivía en un apartamento que la Universidad les concedió, sin mucha opulencia, a excepción de una magnífica colección de libros y el constante contacto con las personalidades que regían el mundo de la ciencia, la literatura, la música y el arte ruso.
No es de sorprender que Poliksena escribía poesía desde la edad más temprana, ya que en aquellos tiempos en el liceo se enseñaban los fundamentos de métrica. Había solo una cosa que se le podía reprochar a la jovencita poeta que llevaba cargada en sus hombros juveniles tanta influencia de las múltiples tendencias literarias: se sentía fascinada y por una, y por otra. Los poemas que Poliksena escribió  cuando tenía 8 años publicó su hermano Vsévolod en las revistas «Нива» (Niva[1]) y «Огонёк»(Ogonék[2]). Después sus poemas llenaron las páginas de las revistas editadas por los liceos. A pesar de tanto regocijo, este diluvio imitatorio no llegaba más allá. La poeta lo entendía y pensaba, tragando la desesperación:
 «Бессильна песнь моя, и не могу словами Я передать, что чувствует душа…»
«Qué impotente es mi cantilena, y no puedo transmitir con palabras lo que siente mi alma…».
Poliksena intentaba expresar sus sentimientos no solo a través de la rima, sino también de la pintura. Innokéntiy Ánnenskiy y Vasíliy Rózanov alabaron sus dibujos; aunque no sabemos si detrás de este alabo se escondía el simple deseo de cambiar de curso a esta simpática niña de una familia tan agradable, desviarla de la poesía a otro cauce. El hecho de que la misma poeta no idealizaba su poesía, cautivaba. Así es como explicaba la desafortunada elección del seudónimo Allegro:
«…я бессознательно искала восполнить тот недостаток жизненности, который так сильно чувствую и осуждаю в себе»
«…inconscientemente estaba buscando como completar aquella ausencia de vitalidad que siento con tanta fuerza y me echo en cara».







DIBUJOS DE POLIKSENA SOLOVIÉVA
allegro_dibjos
Diseño de ropa para niños realizado por Poliksena Soloviéva. Los dibujos firmados con el seudónimo que se eligió Poliksena: Allegro.





Fuentes de Documentación:
Notas:

[1] Niva: una revista rusa semanal muy conocida de la mitad del siglo XIX y comienzos del siglo XX. Llevaba adjuntos los anexos. Se publicaba a lo largo de 48 años, desde 1869 hasta 1918. La revista para la lectura en familia, especialmente, para burgueses y pequeño burgueses.[2] Ogonék: una revista rusa y soviética semanal cuyo contenido se centraba en los temas socio-políticos y literarios, además del arte. Se publica desde 1899 y aún se sigue editándose en la actualidad.
Fuentes:
  1. http://poetrysilver.ru/bio/202
  2. http://slova.org.ru/solovievap/index/
  3. http://poetrysilver.ru/bio/202
  4. http://artru.info/il/ar/45320/ 




Imagen de arriba: Retrato de Poliksena Soloviéva






Fuentes de Documentación                         

viernes, 8 de marzo de 2019

AMANECE CON PELO LARGO EL DÍA CURVO DE LAS MUJERES


AMANECE CON PELO LARGO EL DÍA CURVO DE LAS MUJERES

Amanece con pelo largo el día curvo de las mujeres,
¡Qué poco es un solo día, hermanas,
qué poco, para que el mundo acumule flores frente a nuestras casas!
Desde la cuna donde nacimos hasta la tumba donde dormiremos
-toda la atropellada ruta de nuestras vidas-
deberían pavimentar de flores para celebrarnos
(que no nos hagan como a la Princesa Diana que no vio, ni oyó
las floridas avenidas postradas de pena de Londres)
Nosotras queremos ver y oler las flores.

Queremos flores de los que no se alegraron cuando nacimos hembras
en vez de machos,
Queremos flores de los que nos cortaron el clítoris
Y de los que nos vendaron los pies
Queremos flores de quienes no nos mandaron al colegio para que cuidáramos a los hermanos y ayudáramos en la cocina
Flores del que se metió en la cama de noche y nos tapó la boca para violarnos mientras nuestra madre dormía
Queremos flores del que nos pagó menos por el trabajo más pesado
Y del que nos despidió cuando se dio cuenta que estábamos embarazadas
Queremos flores del que nos condenó a muerte forzándonos a parir
a riesgo de nuestras vidas
Queremos flores del que se protege del mal pensamiento
obligándonos al velo y a cubrirnos el cuerpo
Del que nos prohíbe salir a la calle sin un hombre que nos escolte
Queremos flores de los que nos quemaron por brujas
Y nos encerraron por locas
Flores del que nos pega, del que se emborracha
Del que se bebe irredento el pago de la comida del mes
Queremos flores de las que intrigan y levantan falsos
Flores de las que se ensañan contra sus hijas, sus madres y sus nueras
Y albergan ponzoña en su corazón para las de su mismo género

Tantas flores serían necesarias para secar los húmedos pantanos
donde el agua de nuestros ojos se hace lodo;
arenas movedizas tragándonos y escupiéndonos,
de las que tenaces, una a una, tendremos que surgir.

Amanece con pelo largo el día curvo de las mujeres.
Queremos flores hoy. Cuánto nos corresponde.
El jardín del que nos expulsaron.

 Gioconda Belli


Fuentes de Documentación


DONDE LA PIEL SE QUITA





DONDE LA PIEL SE QUITA
 
 

Ser la obra extraviada de la muerte

es encontrar en tu orilla el origen,

ser un rayo de luna en el bosque

que descubre que te encuentras en su centro.

Habré de regresar,

habré de quitarme la piel

para caer sobre tu alma,

                       para entrar,

                               salir de tu boca.
 
 

sacudo umbrales en esta confesión

con discurso profético,

después de haber deshecho tu libertad.

Reconozcámonos en el sitio señalado:

en ese sitio donde el guante

se quita para abofetear a la verdad.

donde tus manos,

habitan una paloma

y toco aquello que me designo.

Sitio en que mi pan es tu vino

y mi vino es tu otoño muerto.

mientras, suspendidas vamos en la materia,

cruzamos fondo,

balanceándonos hacia donde la lluvia huye

y narrar abandona el sueño,

donde la piel se quita.





Susana Chávez- México




Imagen: Retrato de Susana Chávez




___________________________


Susana Chávez fue brutalmente violada, mutilada y asesinada el 6 de enero de 2011... Era activista contra los feminicidos de Ciudad Juárez, México.






Otros poemas de Susana Chávez en este blog y su biografía


Fuentes de Documentación