viernes, 25 de noviembre de 2016

AMÉN



AMÉN


Que no llegue todavía
Que se cuezan luego las papas.
Que no quede dura la carne y en su
jugo prenda el sazón.
(Que le guste, Dios...que le guste)
Que no beba más de dos tragos, o...
que se tome la botella entera y se
acueste tranquilo.
(Que no me pegue, Dios...que no me
pegue)
Que si me va a tomar lo haga rápido.
Que no me bese. Que no me hable.
Que se baje pronto.
Y que por lo que queda de noche, me
deje llorar en paz.
Así sea.




Amanda Espejo- Chile
Página 11 del libro "Mujeres que no callan"
Editora: Ruth Pérez Aguirre.
Ediciones htuRquesa 2016.




Fuentes de Documentación

2 comentarios:

Amanda Espejo dijo...

Querida Ana: con un poquito de atraso, entro a tu hermoso sitio para agradecer publicación de AMÉN. Te cuento este poema, gracias a Ruth Pérez Aguirre ha sido leído y escuchado en distintos países y yo, pequeña traductora del sentimiento, me siento honrada y feliz.

Gracias por tu siempre manifiesta generosidad!

Ana Muela Sopeña dijo...

Querida Amanda:

El poema es muy bueno porque en pocos versos dices mucho. Toda una vida reflejada en el poema. No sólo la vida de una mujer sino de muchas mujeres cuyos matrimonios y parejas de hecho son así...

Me alegra que el poema haya sido leído y escuchado en diferentes países. El poema es intenso, contundente. Muy expresivo.

Un fuerte abrazo, poeta
Ana