sábado, 27 de agosto de 2016

COGIENDO BAYAS EN MANITOBA



COGIENDO BAYAS EN MONITOBA


El tiempo de frambuesas es en agosto
cuando la diferencia entre
el sol y la sombra crece más urgente.


Plantamos cubos en la tierra húmeda,
extendemos los brazos hacia las ramas cargadas y las partimos
como madejas enmarañadas de cabellos.


Dejamos las bayas no maduras
que caigan y se pudran, cogemos
aquellas ricas a punto de reventar


todavía calientes con el sol,
las frotamos sobre los labios
para teñirlos de color, las deslizamos


en nuestras bocas,
fruto, dientes y lengua
en una jugosa unidad.


Al desnudar las ramas,
nada hay a la vista
salvo hojas y cielo.


Las zarzas brotan entrecruzando los brazos
y el mundo se contrae
en el fondo de un balde.


Camino a casa, nos detenemos y rememoramos
agosto, cosechado íntegro.






Ruth Daigon- Canadá
Traducción: Óscar Aguilera F.






Fuentes de Documentación