domingo, 17 de julio de 2016

EL PERDÓN NO ES EL FIN DE LA AMNESIA





EL PERDÓN NO ES EL FIN DE LA AMNESIA


Ella expresa la distancia especial entre ambos.
Luego uno puede orientarse en el espacio.
No existe una noche común.
Es el agua que corre y la luz estelar.
El espacio sigue oscureciéndose y difusamente se deshace.
El sol sigue abriendo lugares en las casas de los otros.
Pareces agua débil presionada por el cielo
contra la parte de arriba.
Sólo una lámpara puede estar así de quieta o amarillenta.
Y la sombra es luz sin intención, sonriente, sin esperanza.
Mira si todavía existen horizontes y a través de ellos
los pájaros más oscuros.
Tu rostro, sin el cuerpo, regresa en mis
hermanos y mis gestos.
Otra nube.
Otra nube idéntica.

Tal como repetición.
Tal como lo ajeno y diferente.
Nuevo corte de cabello pero sin dolor.
Lo negro en los ojos, negro en sus alfileres, viejo rastro, estigma,
lapiceros.
Es sólo en el uso que algo realmente se aligera.
No discutimos ciertas decisiones, no critico tu dormir.
Revelamos la debilidad resplandeciente de la arena.
No hay arena en el dormitar, las huellas en las blancas huellas
dibujan mapas de los desiertos.
Una constante armada y el suelo llamado los territorios.
Recuerdo todo lo que no dijiste.
Me lo dices por consuelo?





Jenny Tunedal- Suecia




Imagen: Jenny Tunedal




Fuentes de Documentación