domingo, 8 de marzo de 2015

AMANECE CON PELO LARGO EL DÍA CURVO DE LAS MUJERES


AMANECE CON PELO LARGO EL DÍA CURVO DE LAS MUJERES

Amanece con pelo largo el día curvo de las mujeres,
¡Qué poco es un solo día, hermanas,
qué poco, para que el mundo acumule flores frente a nuestras casas!
Desde la cuna donde nacimos hasta la tumba donde dormiremos
-toda la atropellada ruta de nuestras vidas-
deberían pavimentar de flores para celebrarnos
(que no nos hagan como a la Princesa Diana que no vio, ni oyó
las floridas avenidas postradas de pena de Londres)
Nosotras queremos ver y oler las flores.

Queremos flores de los que no se alegraron cuando nacimos hembras
en vez de machos,
Queremos flores de los que nos cortaron el clítoris
Y de los que nos vendaron los pies
Queremos flores de quienes no nos mandaron al colegio para que cuidáramos a los hermanos y ayudáramos en la cocina
Flores del que se metió en la cama de noche y nos tapó la boca para violarnos mientras nuestra madre dormía
Queremos flores del que nos pagó menos por el trabajo más pesado
Y del que nos despidió cuando se dio cuenta que estábamos embarazadas
Queremos flores del que nos condenó a muerte forzándonos a parir
a riesgo de nuestras vidas
Queremos flores del que se protege del mal pensamiento
obligándonos al velo y a cubrirnos el cuerpo
Del que nos prohíbe salir a la calle sin un hombre que nos escolte
Queremos flores de los que nos quemaron por brujas
Y nos encerraron por locas
Flores del que nos pega, del que se emborracha
Del que se bebe irredento el pago de la comida del mes
Queremos flores de las que intrigan y levantan falsos
Flores de las que se ensañan contra sus hijas, sus madres y sus nueras
Y albergan ponzoña en su corazón para las de su mismo género

Tantas flores serían necesarias para secar los húmedos pantanos
donde el agua de nuestros ojos se hace lodo;
arenas movedizas tragándonos y escupiéndonos,
de las que tenaces, una a una, tendremos que surgir.

Amanece con pelo largo el día curvo de las mujeres.
Queremos flores hoy. Cuánto nos corresponde.
El jardín del que nos expulsaron.

 Gioconda Belli


Fuentes de Documentación


6 comentarios:

DMClarisa Tomás dijo...

Gracias. Una belleza este poema, fiel reflejo del sentir de un alma femenina y solidaria.

Leticia dijo...

Yo no quiero flores, quiero respeto e igualdad en todos los niveles de todos los seres humanos, soy mujer que merece bregar por su propia iniciativa, ir y venir sin fronteras.
Muy florido el poema pero ¡nunca! reclamo ni acepto flores de nadie que ha hecho semejantes hechos deleznables. Sé que son símbolo de perdón en este poema.
Menos perdones y más igualdad. Besos Ana

Ronald Bonilla Carvjal dijo...

Bellísimo poema, oportuno hoy, en que no bastan flores, un abrazo a Gioconda, y a vos, Ana Muela, y a todas las poetas que están ayudando a hacer este planeta más habitable, y a todas las mujeres que luchan en este sentido, no por este día, por ser y estar, abrazos

Taty Cascada dijo...

Me encanta Gioconda, sus poemas están escritos desde un profundo conocimiento del alma femenina.
Pienso que cuando ella escribe que le regala flores a todo lo negativo de la sociedad, lo hace desde un punto de vista irónico y sarcástico.
Un abrazo.

Ana Muela Sopeña dijo...

Muchas gracias, Clarisa, Leticia, Ronald y Taty, por verter aquí vuestras opiniones.

Yo lo veo como Taty. Creo que el poema es pura ironía.

Y...Leticia, también estoy de acuerdo contigo. Estamos en el camino de la igualdad. Fuera víctimas y verdugos. Mejor personas que avanzan (sin distinción de géneros).

Abrazos a tod@s
Ana

RECOMENZAR dijo...

los poemas me llenan de nobleza ya que me encanta leerte