viernes, 14 de febrero de 2014

LA ÚLTIMA PALABRA



LA ÚLTIMA PALABRA

Llevo tu ADN
entre mis uñas,
espejismo sagrado
del hombre lobo
que desnudó la curvatura
de mi cuerpo.
Estoy aquí
inmolándome por tu memoria,
acaricio tus parpados cansados,
tus manos que han tocado
tantos aires,
tantos encuentros,
tantas muertes pequeñitas inmortales.
Estoy aquí,
hecha de poquedades
tratando de clonarte,
con este ADN que no esfuma
tu última palabra,
ni el camino roto entre mis ojos,
ni la mano que dejó
el adiós entre los dientes.
Te recuerdo a solas y también
entre la gente,
en la camisa negra que dejaste
clavada en mi memoria,
eres lágrima que corre
después de la tormenta,
agua salada que no lava
mis entrañas,
eres la última palabra
y la primera.

Marlene Ramírez- Costa Rica


7 comentarios:

Beijo Molhado dijo...


Un poema que me tocó profundamente!!

Gracias

Ana Muela Sopeña dijo...

Me alegra, Beijo, que el poema te haya gustado.

Un fuerte abrazo
Ana

Ronald Bonilla Carvjal dijo...

Un bellísimo poema de mi amiga, mi coterránea y compañera del Grupo Poiesis, abrazos a Marlen Ramírez

María Germaná dijo...

También me toca!!!

Ana Muela Sopeña dijo...

Ronald, María, me alegra que hayáis disfrutado de este bellísimo poema de Marlene.

Un beso
Ana

A. Elisa Lattke Valencia dijo...

"eres la primera y última palabra"

Bello poema para recordar un amor eterno.

Marlene Ramírez Berrocal dijo...

Gracias seres sensibles de la luz y de la mágia de la poesía.
Gracias Ana por la oportunidad.
Un gran abrazo