jueves, 9 de mayo de 2013

SIN OLVIDO



SIN OLVIDO

La oscura valentía de las sombras,
ibas tras ellas.
Cántico de cisnes
habituado a la luz
en los dientes de tu bolígrafo.
Aire, elemento;
septiembre, cosecha.

Mayo se quiere romper los ojos
para cegar el vacío.
No sabemos cómo saquear las bolsas del sino triste
ni decir adiós al hermano que titila.
Debemos hacerlo. Por Cernuda, por las ciudades ingrávidas,
por la inercia del adjetivo que no puede olvidarte.


A Ramón Ataz,  in memoriam.

A su amadísima familia, a sus amigos, hermanos y compañeros.



Hallie Hernández Alfaro- Venezuela


Fuentes de Documentación

14 comentarios:

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, Hallie, por este poema elegíaco en recuerdo del poeta Ramón Ataz.

Un fuerte abrazo
Ana

Hallie Hernández Alfaro dijo...

Gracias a ti, Anita.
Abrazos fuertes.

Julie Sopetrán dijo...

Muy bello.

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias por venir, Julie.

Un abrazo
Ana

Isabel Moncayo Moreno dijo...

Sin olvido, querida Hallie, este Mayo nos ha dejado un poco ciegos, hermosa elegía para el amigo querido de una poeta y amiga excepcional.

Besos para las dos agradecidos siempre por vuestra entrega para la poesía.

José Valle Valdés dijo...

Buen poema nos compartes, amiga.

Gracias + beso

Alonso de Molina dijo...

Parece, Hallie, Ana, que mayo no es un buen mes para los poetas, para los poetas de Alaire en especial, fue en mayo 2009 que nos dejó otra compañera muy relevante, cofundadoras del Grupo Alaire, la simpar Blanca Sandino. La marcha de Ramón, por inesperada, ha sido un golpe frío que te cala entero, la tarde antes recuero que Ramón Ataz estaba como una lechuga comentado en facebook. Decir que Ramón Ataz, que había estado firmando sus poemas con el pseudónimo "Juan Fionello", es uno de los poetas que componen la Antología Arido Umbral editada por Editorial Alaire en agosto de 2011, en su honor este fragmento de su poema "La línea que nace en mis ojos".

Por más que nazca en mí
una línea recta de carne o de despojos
(lo que no consumieron los pájaros hambrientos);
por más que luego muera en depósitos de magma
(sopa primordial de los diamantes);
llegue a donde llegue,
venga de donde venga,
no habrá más sed, o si la hay
no habrá más agua.

Allá donde estés querido Ramón Ataz nuestro reconocimiento y aprecio por siempre.

Alonso de Molina

Ana Muela Sopeña dijo...

Isabel, gracias por venir para unirte a este Sin olvido de Hallie para Ramón.

Un beso enorme
Ana

Ana Muela Sopeña dijo...

Muchas gracias, José.

Un fuerte abrazo
Ana

Ana Muela Sopeña dijo...

Alonso, tienes razón. Mayo es un poco peligroso para el grupo de poetas.

Gracias por tus palabras.

No quedará en el olvido Ramón ni su poesía para nosotros...

Un fuerte abrazo
Ana

Hallie Hernández Alfaro dijo...

Julie, te agradezco mucho tu paso por
este poemita que no me hubiese gustado escribir.

Saludos cordiales.

Hallie Hernández Alfaro dijo...

Querida Isabel, gracias por tu afecto y por la compañía entrañable.

Un beso grande.

Hallie Hernández Alfaro dijo...

José, gracias por tu lectura y atención.

Saludos cordiales.

Hallie Hernández Alfaro dijo...

Y sí, querido Alonso, mayo ha vuelto a ser implacable.

La Poesía de Ramón seguirá viva y fuerte como una llama imposible de apagar.

Abrazo.