lunes, 6 de mayo de 2013

LA BANCA DEFRAUDÓ 236 MILLONES DE EUROS A LA SEGURIDAD SOCIAL


LA BANCA DEFRAUDÓ 236 MILLONES DE EUROS A LA SEGURIDAD SOCIAL

Mi madre murió
en el cielo de un quirófano.
Yo sé cuánto frío...
Sé como te lo quitan...
respirando,
respirando...

El limbo debe ser eso.

Mi madre murió allí.
Tenía las arterias demasiado pequeñas
Mi hija nació allí:
resbaló por la plancha
helada
y la sentí como un abrazo
a mi madre muerta.

Mi madre tenía las arterias estrechas.
Ahora sé por qué tenía
el corazón tan frío
y la mirada glacial

Mi madre estuvo esperando
dos años,
con el frío en los ojos
y el corazón aterido.
Con mi incomprensión
implacable.
Dos años esperando una
desembocadura amplia
para su corazón de piedras.

Pero no hubo un salario
para un cirujano
que le quitara la escarcha a mi madre,
que aligerase su turno en una lista
con muchos nombres
y muchos números,
con muchos hombres vivos.

Luego me contaron que yo estudié
con ese salario que no se dio.

Pero no me sirve la Filosofía
para dilatar
las arterias de mi madre.
No me sirvió ese salario
para comprender la estrechez
congénita
de sus arterias.
La causa de su frío.

Mis arterias también son débiles
madre...
Y a veces tengo los ojos nevados
y el corazón de hueso.

Y ahora no sé qué hacer
con todo
lo que no te dije.
Podría habértelo confesado
mientras respirabas
tu propia muerte
y perdías el frío.
O en un poema como éste
que me abrigue la conciencia.

La cría duerme
madre,
se parece a nosotras.
Se llama Eva.


Eva Vaz- España
De "La ternura de los lobos"


________________________________

Eva Vaz (1972), de Huelva, licenciada en Filosofía por la Universidad de Sevilla. Ha realizado incursiones en el teatro, en el periodismo, en Artes Plásticas, etc. Asimismo ha recibido e impartido numerosos cursos de narrativa y poesía. Siempre fue muy buena estudiante con brillantes calificaciones. Pero suspendió las oposiciones. Y aprobó el carté de conducir a la novena. Actualmente (desde hace cinco años) dirige una empresa de gestión cultural (Ex Libris). Sobrevive de sus aficiones y no tiene jefes. Es feliz.


Fuentes de Documentación

6 comentarios:

Maria Germaná Matta dijo...

La realidad golpea y la palabra subleva.

A. Elisa Lattke Valencia dijo...

Tremendo poema, fuerte y duro como la misma realidad de quien lo sufre y cuenta. Una terapia sí que representa por dejarse el dolor entre un puñado de versos, pero es como estar en ese funeral de un recuerdo que aún palpita de dolor en ellos a pesar de esa pequeña esperanza de otra vida.

Rossana Arellano Guirao dijo...

Tremendo, tanto que me deja con la piel erizada y no puedo dejar de decir.

Saludos Ana

Rossana

Ana Muela Sopeña dijo...

María, es un poema fuerte, pero dolorosamente real.

Un abrazo, amiga
Ana

Ana Muela Sopeña dijo...

El poema es tremendo, pero la realidad supera a la ficción. El poema es la manifestación no sólo de una tragedia individual sino de una tragedia colectiva. Las listas de espera hacen que muera cantidad de gente antes de la fecha de operación.

Un abrazo
Ana

Ana Muela Sopeña dijo...

Sí, el poema es tremendo, Rossana.

Saludos hasta Chile
Ana