viernes, 17 de marzo de 2017

SOLA CON EL MAR


SOLA CON EL MAR

Los haces de centeno están apilados.
Todo el mundo se está yendo.
El techo del carruaje está levantado.
El viajero de atrás
igual que el cochero de adelante
está pensativo, silencioso.

Nadie se demora en la orilla,
ni un alma.
Es mejor de esa manera.
Sólo las rocas y el agua,
las únicas huellas las hacen mis zapatos.

La gaviota llama.
Es duro. Sé porqué.
El viento rasga el agua.
Y la abeja toma de la última flor,
que se hamaca en una rendija,
la miel final.

Así camino lejos
a lo largo de la orilla blanca
hasta que de pronto veo
a mis solitarios exploradores pies
en el océano infinito. Me paralizo como una piedra.
Y me detengo, como si estuviese cara a cara con Dios.


Marie Under- Estonia


_____________________________

MARIE UNDER (1883 -año kafkiano- 1980)
Al no haber sido traducida a las lenguas occidentales, éstas
han perdido a una de las mayores poetas del siglo.



Fuentes de Documentación

2 comentarios:

Julia L. Pomposo dijo...

He llegado hasta aquí casualmente y con tu permiso, me voy a llevar tu enlace para poder leerte con más tranquilidad. Besas los sentidos con tus versos.
Abrazos

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, Julia:

Agradezco que te lleves el enlace. Recuerda solo que este poema no es mío sino de una gran autora de otro país.

Abrazos
Ana