jueves, 8 de noviembre de 2012

EL VESTÍBULO


EL VESTÍBULO

Me acaban de contar

que se mató Miguel,
tenía siete kilómetros de manga
de camisa de fuerza
y yo aquí,
en el vestíbulo
esperando mi turno
de no sufrir las cosas
que son tan radicales
en un mundo de cuerdos
que parecen autómatas.


Miguel... mi amigo Miguel,
el de la pieza once,
mañana pintaré
tu nombre en mi pared
del fondo,
donde tengo certeza
de tu nombre,
en nuestro umbral transparente
lejos de la garra del martirio
en el prohibido de los pasos.



Rossana Arellano- Chile


Fuentes de Documentación

8 comentarios:

Ana Muela Sopeña dijo...

Rossana, un poema escalofriante que estremece.

Qué poema...

Te dejo un abrazo, amiga
Ana

Verónica C. dijo...

Un poema lleno de fuerza que araña por la crudeza pero que acaricia como una poesía grande.

Saludos

Rossana Arellano Guirao dijo...

Muchas gracias querida amiga, Ana Muela, por estar siempre para mi.

Un abrazo muy grande


Rossana

Rossana Arellano Guirao dijo...

Muchas gracias Verónica C.

Saludos desde la Capital de Chile.


Rossana

Carmen Calvo dijo...

Aunque se de la historia y la tristeza que lleva este poema, me encanta la fuerza, el amor y la amistad que hoy dejan tus versos, Ross.
Te abrazo fuerte, amiga, muy fuerte.
Tq

Julie dijo...

Un buen poema. Sicológico. Hondo. Felicitaciones siempre.

Rossana Arellano Guirao dijo...

Carmen Calvo

Un abrazo

Saludos

Rossana Arellano Guirao dijo...

Julie


Un poema escrito con locura y sangre

Saludos y gracias

Rossana