domingo, 13 de octubre de 2013

SITUACIÓN


SITUACIÓN

Ahora anochece sobre las casas.
¿Quién vive en ellas?
La calle es un sello negro
que mi voz no logra romper.

Sola, subo a mi cuarto
mi corazón está callado y caliente
como arena donde sólo el sol
ha cruzado por siglos.

Desde las otras casas escucho
voces, humedecidas con risas.
Los corazones de los niños burbujean
dentro de ellos como grumos de sorbete.

Mi lengua está muda como un feto.
Ni siquiera puedo recordar
poemas para instalarlos como rejillas
sobre este abismo de silencio.

Esta noche, si los sueños llegan
serán pequeños y distantes.
Ninguna luna desafiará
lo negro del infinito.


Judith Beveridge- Australia
Traducción de Mario Licon


*****


Versión original en inglés:

*****

BREVE RESEÑA

Judith Beveridge nació en Londres, en 1956. Vive en Australia. Ha publicado los libros de poemas: La domesticidad de las jirafas (1987); Un paracaídas de azul (1995) y La gracia accidental (1996). Ha ganado diversos premios de Poesía en Australia. Se ha desempeñado como docente de Literatura y como colaboradora habitual de revistas y periódicos en su país. Fue incluida en la Antología de Poesía Contemporánea de Australia, editada por Trilce Editores, Bogotá, 1997.

4 comentarios:

Omar enletrasarte dijo...

hay una cruz de nostalgia
un gran poema
saludos

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, Omar, por pasar y dejar tu generosa huella.

Un beso
Ana

A. Elisa Lattke Valencia dijo...

Abunda la tristeza y el desaliento por estos versos, seguro que fueron momento que provocaron este poema como nos pasa a todos y me impresiona esos versos donde se siente la necesidad de un cambio que no se consigue, pero ya es hermoso contar con poemas para conseguir un deseo:

"Mi lengua está muda como un feto.
Ni siquiera puedo recordar
poemas para instalarlos como rejillas
sobre este abismo de silencio. "

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, Elisa, por venir y dejar tu huella.

Un beso grande
Ana