jueves, 30 de octubre de 2014

QUIERO LLEVAR TU SELLO...


QUIERO LLEVAR TU SELLO...

Quiero llevar tu sello,
estar marcada
como una cosa más entre tus cosas.
Que las gentes murmuren: allá pasa,
allá va feliz, la señalada,
la que lleva en el rostro
esa antigua señal de risa y lágrima,
la cabellera derramada y viva,
toda ella una antorcha y toda llama,
musgo de eternidad sobre sus hombros
resplandeciendo así, como una lámpara.
A mis pies, un rumor de muchedumbre
se irá abriendo en canal, como una calle.
No me importa que digan:
esa mujer que escapa como ráfaga,
que no ve fuera de su sangre, nada,
que ya no escucha fuera de sus voces,
que no despierta sino entre sus brazos,
que camina sonriendo;
esa mujer que va segando el aire,
la boca contra el viento,
le pertenece toda como un libro,
como el reloj, la pipa o el llavero.
Como cualquier objeto imprescindible
que es uno mismo a fuerza de ser nuestro.
Quiero que todos sepan que te quiero:
deja tu mano, amor, sobre mi mano.
Sobre mi corazón, deja tu sello.



Julia Prilutzky- Argentina

1 comentario:

F.E.León dijo...

Desconocía esta labor tuya, Ana, y, desde un principio, comprendía su importancia. Después de leer una entrevista a Luis García Montero que sé que también tú has leído me he quedado pensando acerca de la poesía y no podría concretar un pensamiento; este poema espontáneo, fresco, que nos invita a que no participemos en lo que dice es poesía.

Nos has presentado un poema excelente con la ventaja de que está escrito en nuestro idioma.

Un abrazo.