sábado, 31 de marzo de 2012

BALANCE

BALANCE

Es hora de echar cuentas. Retiraos.
Dejad ese bullicio del paseo,
la mesa del café, la santa misa,
y el bello editorial de los periódicos.
Entrad en vuestra alcoba. Echad la llave.
Quitaos la corbata y la careta,
iluminad el fondo del espejo,
guardad el corazón en la mesilla,
abríos las pupilas y el costado.
Poneos a echar cuentas, hijos míos.

Tú, invicto general de espuela y puro,
echa tus cuentas bien, echa tus cuentas.
Toma tus muertos uno a uno, ciento
a ciento, mil a mil, cárgalos todos
sobre tus hombros y desfila al paso
delante de sus madres.

Y tú, ministro, gran collar, gran banda
de tal y cual, revisa, echa tus cuentas.
Saca tu amada patria del bolsillo
como un pañuelo sucio sin esquinas.
Extiéndelo y sonríe a los fotógrafos.

Y tú, vientre redondo, diente astuto,
devorador del oro y de la plata,
señor de las finanzas siderales,
echa tus cuentas bien, echa tus cuentas,
púrgate el intestino de guarismos
y sal si puedes que te dé la lluvia.

Tú, gordo y patriarcal terrateniente
esquilador de ovejas y labriegos.
Tú, cómitre del tajo y la galera,
azuzador de brazos productivos.
Tú, araña del negocio. Tú, pirata
del mostrador. Y tú, ganzúa ilustre
de altos empleos, ávida ventosa
sobre la piel más débil, echa cuentas,
medita y examínate las uñas.

Y tú, señora mía y de tu casa,
asidua del sermón y la película,
tú, probo juez de veinte años y un día,
tú, activo funcionario de once a doce,
y tú, muchacha linda en el paseo;
tú, chico de familia distinguida
que estudias con los Padres y no pecas.
Y tú, poeta lírico y estético,
gran bebedor de vino y plenilunios,
incubador de huevos de abubilla
en los escaparates fluorescentes,
sumad, restad, haced vuestro balance,
no os coja el inventario de sorpresa.

Tú no, pueblo de España escarnecido,
clamor amordazado, espalda rota,
sudor barato, despreciada sangre,
tú no eches cuentas, tienes muchas cifras
de saldo a tu favor. Allá en tu día,
perdónanos a todos nuestras deudas,
perdónanos a todos en tu nombre
y hágase al fin tu voluntad
así en España
como en el cielo.


Ángela Figuera- España


______________________________

ÁNGELA FIGUERA:

(Bilbao, 1902 - Madrid, 1984) Poetisa española. Se inició en la poesía dentro de una línea que puede considerarse heredera de Antonio Machado por su apego a lo cotidiano y paisajístico. La preocupación por el mundo femenino constituyó una de las marcas temáticas de su obra: llevó a su quehacer poético el mundo de la esposa y madre de familia que era, aunque alejándose de tópicos e idealizaciones. Sus dos primeros libros se incluyen en esta etapa y son Mujer de barro (1948) y Soria pura (1949).

Posteriormente, la influencia de Gabriel Celaya llevó a Ángela Figuera a la poesía social, en la que se inscribirá el resto de su obra, desde Las cosas como son (1950), pasando por títulos como Vencida por el ángel (1951), El grito inútil (1952), Los días duros (1953) y Belleza cruel (1958). Este último mereció un prólogo elogioso de León Felipe. Su última obra en esa línea fue Toco la tierra. Letanías, publicada en 1962, cuando la poesía social empezaba a agotarse. Con posterioridad publicó dos poemarios para niños: Cuentos tontos para niños listos (1979) y Canciones para todo el año (1984). Dos años después de su muerte se publicaron sus Obras completas.

Vídeo de este poema realizado por Luisa Pastor (Auralaria):

http://www.youtube.com/watch?v=gsCbYwRTLdc

Entrada sobre Ángela Figuera realizada por Luisa Pastor (Auralaria) en su blog:
http://www.auralaria.blogspot.com.es/2012/01/versos-de-la-rebeldia-angela-figuera.html



8 comentarios:

Auralaria dijo...

Gracias a Poesía de mujeres por confiar en nuestro trabajo y cooperar en la difusión de nuestro trabajo. Gracias por dar espacio a nuestras inquietudes. Un abrazo lleno de agradecimiento, en nuestro nombre y en el de Ángela Figuera, que se merece mayor reconocimiento.

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias a ti, Luisa, por este y otros trabajos llenos de ilusión que contribuyen a acercar la poesía a la gente. Un buen poema leído llega, pero un buen poema recitado llega mucho más todavía.

Me gusta mucho tu manera de recitar. Esta simbiosis entre la poesía y las técnicas escénicas queda muy bien. Es una simbiosis muy interesante.

Un abrazo grande
Ana

Verónica C. dijo...

No puedo por menos que aplaudir.

Besos

una chica de ojos marrones dijo...

me ha encantado...
gracias por compartirlo...

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, Verónica, por venir y disfrutar de este poema de Ángela Figuera y de la maestría de Luisa Pastor.

Un abrazo grande
Ana

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, compañera por venir a leer y a compartir tu opinión.

Besos
Ana

Anónimo dijo...

Hola, acabo de descubrir www.poesiademujeres.com en Yahoo, y encontró que es realmente impresionante. Voy a mirar hacia fuera para Bruselas. Agradecería si seguir escribiendo sobre este tema en el futuro. Mucha gente se beneficiará de su escritura. ¡Salud!

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, Anónimo por sus palabras.

Saludos
Ana