miércoles, 29 de febrero de 2012

HUNDIR LOS DEDOS ENTRE SUS CABELLOS...

HUNDIR LOS DEDOS ENTRE SUS CABELLOS...

Hundir los dedos entre sus cabellos
o pájaros jugando,
muy despacio, a caerse de un cable
de la luz,
muy despacio, abanico
de mirlos.
Cerca hay una charca y un árbol
en el centro.
Reverbera la fiebre,
el amarillo hiere sobre el agua.


Olvido García Valdés- España
De "Exposición" 1979


Fuentes de Documentación

4 comentarios:

una chica de ojos marrones dijo...

que me ha gustado...
besos!!

Verónica C. dijo...

Me gusta.
Interesantes versos llenos de creatividad.

Besos

Ana Muela Sopeña dijo...

Hola, chica de ojos marrones, es un placer saber que te ha gustado.

Un abrazo
Ana

Ana Muela Sopeña dijo...

Verónica, placer, saber que este poema te ha gustado.

Un abrazo
Ana