lunes, 13 de febrero de 2012

DE OTOÑO




DE OTOÑO

Y ahora que otros crepúsculos de un rojo culpable,
Y carámbanos de hielo suspendidos sobre una aldea,
Cuando los pájaros, decenas de pájaros, huyendo del vuelo solitario,
Se juntan en cadena en cualquier rincón del cielo,
Ves un anhelo de hojas, pasando por un campo confundido,
Veo una casa blanca, de la que todos se van.


Leonida Lari- República de Moldavia

Traducción del rumano al castellano: Pere Bessó


*****

De toamnă

Şi azi, cînd alte amurguri de-un roşu vinovat,
Şi ţurţurii de gheaţă atîrnă peste sat,
Cînd păsări, zeci de păsări, fugind de zbor stingher,
Se-adună în şiraguri pe orice colţ de cer,
Te văd un dor de frunze, păşind prin cîmp năuc,
Mă văd o casă albă, din care toţi se duc.


Leonida Lari- República de Moldavia


*****

DE TARDOR



I hui, quan altres capvespres d’un roig culpable,
I caramells de gel suspesos damunt d’un llogaret,
Quan els ocells, disenes d’ocells, fugint del vol solitari,
S’ajunten en cadena en qualsevol cantó del cel,
Veus un deler de fulles, passant pel camp confós,
Veig una casa blanca, d’on tots se’n van.


Leonida Lari- República de Moldavia

Traducción del rumano al catalán: Pere Bessó


Fuentes de Documentación

4 comentarios:

Verónica C. dijo...

Cuánta nostalgia y desolación desprenden estos versos... Pierden con la traducción pero la esencia queda y es bella.

Abrazos

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, Verónica. Los traductores buscan conservar la esencia de un poema. Creo que en esta ocasión Pere Bessó lo consigue, aunque claro siempre es ideal leer el poema en la versión original. El rumano, el idioma original de Leonida Lari es muy bello.

Gracias por pasar.
Abrazos
Ana

Ann@ Genovés dijo...

Agradezco la traducción, Pere Bessò es un erudito d elas letras, pero como dice Ana: sería maravilloso leerlo directametne del rumano.

Es un poema bellísimo donde impera el rojo: pasión... Y el blanco: virginidad, pero también muerte.

Un beso,

Ann@ Genovés

Ana Muela Sopeña dijo...

Muchas gracias, Ann, por venir a dejar tu huella en este poema magnífico traducido magistralmente por el Maestro Pere Bessó.

Te dejo un abrazo
Ana