lunes, 30 de enero de 2012







De acuerdo con el Choque Cultural:
Una Guía de las Buenas Maneras y Etiqueta
de los Filipinos, cuando mi esposo dice que sí,
también puede estar diciendo cualquiera de las siguientes cosas:
a) no sé.
b) si tú lo dices.
c) si te parece.
d) espero que haya dicho sí lo suficientemente desganado para que te des cuenta de que en realidad lo que quiero decir es no.
¿Pueden imaginar la confusión
que rodea nuestras salidas al cine, a la lavandería,
o las peleas para ver quién saca la basura?
y cuando le recuerdo
que soy americana, que todos sus síes me suenan igual,
le digo que aquí en América tenemos psiquiatras
que pueden ayudarle a ser menos condescendiente.
Tenemos dos niños a los que les encanta gritar “¡no!”
cuando no consiguen lo que quieren. Le digo
que en América tenemos un libro famoso,
Cuando Digo Que No Me Invade la Culpa
¿Te compro un ejemplar?, pregunto.
Dice que sí, pero creo que en realidad quiere decir
“Te daré gusto”, es decir, “no lo voy a leer”.
“Lo estoy intentado”, le digo, “pero tú también tienes que intentar”.
“Sí”, me dice, luego hace tampo;
una manera de enojarse que el libro del Choque Cultural describe como
“hostilidad subliminal… retirada tradicional de alegría en
la presencia del otro que está enojado” él.
El libro dice que está en mí hacer que las cosas marchen:
“restaurar la buena voluntad, no alejando el problema sino enseñando la preocupación sobre el bienestar de la persona afectada”. Olvídalo, pienso, aunque sé
que si no me comporto a la altura, tampo puede escalar rápidamente a nagdadabog;
pisotones, gruñidos, puertas que se azotan.
En lugar de hablarle a mi esposo, me voy muy enojada
a hablarle a mi porcelana de Kwan Yin,
la diosa china de la piedad
que compré en Canal Street cuando mi esposo y yo
empezamos a salir hace años.
“La verdadera Kwan Yin está en Manila”
me dice: “Se llama Nuestra Señora de Guía
y sus rasgos asiáticos prueban que el cristianismo
llegó a las Filipinas antes de los españoles”.
Cuando mi esposo me dice esto,
también me está diciendo que lo siente. Kwan Yin me guiña el ojo,
felicitándome; mi pequeña plegaria resultó.
“¿Me amarás para siempre?” le pregunto,
entonces estudio sus labios, preguntándome si seré capaz de descifrar
lo que me diga con un sí.


Denise Duhamel- Estados Unidos
Traducción del inglés al español: Beatriz Estrada


*****

YES

According to Culture Shock:
A Guide to Customs and Etiquette
of Filipinos, when my husband says yes,
he could also mean one of the following:
a.) I don't know.
b.) If you say so.
c.) If it will please you.
d.) I hope I have said yes unenthusiastically enough
for you to realize I mean no.
You can imagine the confusion
surrounding our movie dates, the laundry,
who will take out the garbage
and when. I remind him
I'm an American, that all has yeses sound alike to me.
I tell him here in America we have shrinks
who can help him to be less of a people-pleaser.
We have two-year-olds who love to scream "No!"
when they don't get their way. I tell him,
in America we have a popular book,
When I Say No I Feel Guilty.
"Should I get you a copy?" I ask.
He says yes, but I think he means
"If it will please you," i.e. "I won't read it."
"I'm trying," I tell him, "but you have to try too."
"Yes," he says, then makes tampo,
a sulking that the book Culture Shock describes as
"subliminal hostility . . . withdrawal of customary cheerfulness
in the presence of the one who has displeased" him.
The book says it's up to me to make things all right,
"to restore goodwill, not by talking the problem out,
but by showing concern about the wounded person's
well-being." Forget it, I think, even though I know
if I'm not nice, tampo can quickly escalate into nagdadabog--
foot stomping, grumbling, the slamming
of doors. Instead of talking to my husband, I storm off
to talk to my porcelain Kwan Yin,
the Chinese goddess of mercy
that I bought on Canal Street years before
my husband and I started dating.
"The real Kwan Yin is in Manila,"
he tells me. "She's called Nuestra Señora de Guia.
Her Asian features prove Christianity
was in the Philippines before the Spanish arrived."
My husband's telling me this
tells me he's sorry. Kwan Yin seems to wink,
congratulating me--my short prayer worked.
"Will you love me forever?" I ask,
then study his lips, wondering if I'll be able to decipher
what he means by his yes.


Denise Duhamel- Estados Unidos


____________________________

Denise Duhamel
Nació en 1961 en Woonsocket, Rhode Island. Estudió Finanzas en el Emerson Collage y tiene una Maestría en Artes por el Sarah Lawrence Collage
Es autora de numerosos libros y plaquettes de poesía, incluyendo: ¡Ka- Ching! (Universidad de Pittsburgh, 2009), Dos y Dos (2005) y Mille et un sentiments (Ediciones Firewheel, 2005)

Sus libros en imprenta son “Reina por un día: poemas nuevos y selectos” (Universidad de Pittsburgh, 2001) “The Star-Spangled Banner” (Himno nacional de Estados Unidos), ganador del premio Crab Orchard de poesía (1999); “Kinky” (1977): “Niña soldado” (1996) y “Cómo se cayó el cielo” (1996). Duhamel también ha colaborado con Maureen Seaton en tres volúmenes: Pequeñas novelas (Ediciones Perla, 2002), Oyl (2000) y Política exquisita (Tia Chucha Press, 1997)
Como respuesta a la colección de Duhamel, ¡Sonríe!, Edward Field nos dice: “Más que en ninguna otra poeta que conozco, Denise Duhamel, el ingenio y el brillo de sus poemas comunica el dolor de la existencia humana”
Ganadora de una beca del Fondo Nacional de las Artes, ha sido ampliamente antologada, incluyendo cuatro volúmenes de “La Mejor Poesía Americana (2000,1998,1994 y 1993) }
Duhamel enseña escritura creativa y literatura en la Universidad Internacional de Florida y vive en Hollywood, Florida





Traducción al español: Beatriz Estrada

Denise Duhamel
In 1961, Denise Duhamel was born in Woonsocket, Rhode Island. She received a BFA degree from Emerson College and a MFA degree from Sarah Lawrence College. She is the author of numerous books and chapbooks of poetry, including: Ka-Ching! (University of Pittsburgh, 2009), Two and Two (2005), and Mille et un sentiments (Firewheel Editions, 2005).
Her other books currently in print are Queen for a Day: Selected and New Poems (University of Pittsburgh, 2001), The Star-Spangled Banner, winner of the Crab Orchard Poetry Prize (1999); Kinky (1997); Girl Soldier (1996); and How the Sky Fell (1996). Duhamel has also collaborated with Maureen Seaton on three volumes: Little Novels (Pearl Editions, 2002), Oyl (2000), and Exquisite Politics (Tia Chucha Press, 1997).

In response to Duhamel's collection Smile!, Edward Field says, "More than any other poet I know, Denise Duhamel, for all the witty, polished surface of her poems, communicates the ache of human existence."
A winner of an National Endowment for the Arts Fellowship, she has been anthologized widely, including four volumes of The Best American Poetry (2000, 1998, 1994, and 1993).
Duhamel teaches creative writing and literature at Florida International University and lives in Hollywood, Florida.

Fuentes de Documentación

2 comentarios:

EMMAGUNST dijo...

Muy bueno !!! la 1º vez que leí a Denise fue en el blog del poeta Jorge Espina, mirá cómo me acuerdo! porque me encantó la forma que tiene de decir las cosas, simple y directa.

Un abrazo para ambas

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, Emma.

Este poema tan original y directo, como bien dices, lo ha seleccionado Beatriz Estrada, de México. Lo ha traducido, lo ha mimado y al presentármelo me pareció perfecto. Parece un fragmento de diario íntimo. Lo curioso es que en su aparente simplicidad no lo es en absoluto.

Habla con profundidad de lo difíciles que son las relaciones y lo hace con maestría.


Un abrazo
Ana