viernes, 20 de enero de 2012

LA LUZ DEL FARO






LA LUZ DEL FARO

En el muelle las balsas meciéndose promiscuamente.
El puente, en concreto, es un pedazo peninsular.
El fango cubre los cadáveres de los peces
que las gaviotas devoran en la orilla del agua.

Yo entiendo otras formas de dolor.

Estoy sentada sobre una barca que se desprende
poco a poco de la arena,
el viento me levanta la falda y no me importa.
Una niña se cuelga de la espalda de su padre
simulando la bandera de no sé qué patria.

Los pescadores tejen sus redes
y las mujeres preparan las suyas en forma de hamacas.
Es la hora del encierro crepuscular.
Recuerdo esas balsas
y algo sobre una palabra,
las aves vuelan hacia atrás y me pregunto
si podré volver al cruzar el puente.

Voy a tirarme al agua para ser rescatada como un pez.
Abriré la boca y mis entrañas
para que algún navegante pueda explorar.
Dejaré entrar la sed,
me cubriré de sal las escamas,
y pasará un camión por el puente
alumbrado por la luz del faro.


Beatriz Estrada- México










2 comentarios:

Julie dijo...

Obscuro, misterioso, lírico... Interesante poema. Saludos.

Ana Muela Sopeña dijo...

Me alegra, Julio, que te guste este poema de Beatriz Estrada. A mí también me parece muy interesante.

Besos
Ana