miércoles, 14 de diciembre de 2011

DONDE LA SOMBRA JUEGA SU PAPEL




DONDE LA SOMBRA JUEGA SU PAPEL


A Leonida Lari



Sin luz
en el umbral del vacío,
escribiendo.

Ha llegado el momento del gran viaje,
para sentir la vida en sus inicios,
en el deslumbramiento de la nada.

La pasión te llevó hacia el lugar
donde la sombra juega su papel
y consigue sin trabas
la desnudez del ser, en lo infinito...


Ana Muela Sopeña- España





*****

UNDE UMBRA DOMNEȘTE


Leonidei Lari



Fără lumină
în pragul pustietății,
scriind.

A venit clipa marii călătorii,
pentru a simți viața de la începuturi,
în aprinderea ei din nimic.

Avântul te-a dus până într-acolo
unde umbra domnește
și izbutește ușor
să dezvestească ființa, în infinit…





Ana Muela Sopeña- España

Traducción al rumano: Andrei Langa





*****



Fotografía de Leonida Lari

Leonida Lari nace el 26 de octubre de 1949 en Bursuceni. Fallece el 11 de diciembre de 2011 en Chișinău







7 comentarios:

Ángela dijo...

Impresionante poema, Ana, sobre todo la estrofa final. Un abrazo

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, Ángela...

Un abrazo grande
Ana

María García Romero dijo...

A Leonida Lari.
La desnudez del ser en lo infinito,
el viento,
el frío de lo absoluto,
zarandea los lirios en la noche.

Tañe la luna
destellos acerados en los árboles.
"Es ella, es ella..."
Dijo Erato
con los ojos cerrados.
Era ella,
musito la poeta,
yo tenía
el puñal del dolor
lleno de versos.

Gracias Ana!
Dios bendiga la vida y la memoria de Leonida Lari.
Abrazos querida.
María.

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, María. Bellísimos tus versos para Leonida Lari.

Un beso
Ana

Mercedes Ridocci dijo...

La luz que ofrece la sombra.

Me ha encantado este poema.

Un abrazo.

Ana Muela Sopeña dijo...

Mercedes, gracias por venir a este poema dedicado a Leonida Lari.

Un beso
Ana

Andrei Langa dijo...

A Leonida Lari de Maria Garcia Romero, un conmovedor remember a Leonida Lari hecho por un poeta español...

La desnudez del ser en lo infinito,
el viento,
el frío de lo absoluto,
zarandea los lirios en la noche.

Tañe la luna
destellos acerados en los árboles.
"Es ella, es ella..."
Dijo Erato
con los ojos cerrados.
Era ella,
musito la poeta,
yo tenía
el puñal del dolor
lleno de versos.

29 de decembrie de 2011

Leonidei Lari

Goliciunea ființei în fața infinitului,
vântul,
frigul ce vine dinspre absolut,
tremurul crinilor în noapte.

Luna scotea
scântei sunătoare prin arbori.
"Este ea, este ea…",
zise Erato
cu ochii închiși.
Era ea,
șopti poetul,
eu țineam
pumnalul durerii
plin de poeme.