viernes, 21 de febrero de 2014

LA MUÑECA DE CUERDA







LA MUÑECA DE CUERDA

عروسک کوکی

Más que esto, ¡Oh, sí!
más que eso se puede quedar callada
en los poderosos brazos de un hombre
puede ser una hembra bella y sana
con un cuerpo como un suave mantel de cuero
con dos pechos grandes y turgentes
en la cama de un borracho, un loco o un vagabundo
se puede manchar la pureza de un amor
se puede estar arrodillado toda una vida
con la cabeza agachada a los pies del sarcófago frío de un santo
se puede ver a Dios en una tumba anónima
se puede encontrar la fe con una moneda insignificante
puede descomponerse en el recinto de una mezquita
como un viejo lector de oraciones
se puede mezclar con las imágenes más inútiles
una puede ser igual que una muñeca de cuerda
viendo su propio mundo con dos ojos de cristal
una puede permanecer dormida en una caja forrada
con un cuerpo lleno de paja
durante años entre encajes y oropel
en respuesta a cada apretón obsceno de una mano
una puede exclamar sin razón
”¡Oh, estoy tan feliz!”


Foruq Farrojzad- Irán


*****

بیش از این ها: آه آریبیش از این ها می توان خاموش ماند
می توان در بازوان چیره ی یک مرد
ماده ای زیبا و سالم بود
با تنی چون سفره ی چرمین
با دو پستان درشت سخت
می توان در بستر یک مست یک دیوانه یک ولگرد
عصمت یک عشق را آلود
می توان یک عمر زانو زد
با سری افکنده در پای ضریحی سرد
می توان در گور مجهولی خدا را دید
می توان با سکه ای ناچیز ایمان یافت
می توان در حجره های مسجدی پوسید
چون زیارتنامه خوانی پیر
می توان با نقش های پوچ تر آمیخت
می توان همچون عروسکهای کوکی بود
با دو چشم شیشه ای دنیای خود را دید
می توان در جعبه ای ماهوت
با تنی انباشته از کاه
سال ها در لابلای تور و پولک خفت
می توان با هر فشار هرزه ی دستی
بی سبب فریاد کرد و گفت
"آه من بسیار خوشبختم


Foruq Farrojzad- Irán


_______________________________


Nació 5 de enero de 1935, en un Teherán que bajo el poder de Reza šāh se estaba modernizando, aunque sólo superficialmente. En su breve vida publicó 5 libros y también hizo varias películas que obtuvieron premios importantes en Europa. A los catorce años publicó su primer poema, el Pecado que se considera el poema más escandaloso de la literatura persa en el que describe “su pecado entre unos brazos ardientes”.

En los tres primeros libros, la Cautiva, el Muro, y la Rebelión, publicados entre 1952 y 1957, encontramos a una mujer sentimental, rebelde y sola que se niega a aceptar las tradiciones que aplastan la personalidad de una mujer y reprimen su libertad como ser humano, encerrándola entre cuatro paredes.

En esta etapa los poemas de Foruq muestran a una mujer que revela sus deseos y sus sentimientos, rompiendo moldes y convirtiéndose en la primera intelectual que se atreve a hablar en voz alta de lo que realmente piensa y siente como mujer.
En sus dos últimas obras, Volver a Nacer y Tengamos fe en el principio de la estación fría, publicadas en 1959 y 1966, nos representa a una mujer que ha evolucionado, abriendo sus ventanas hacia un mundo más amplio que el entorno que le rodea. En una entrevista dice:”al principio cuando escribía poemas sentía que añadía algo a mi misma, pero ahora cuando escribo siento como si arrancara una parte de mi existencia, por eso ahora la poesía para mi es tan importante como la respiración misma”.

El 14 de febrero de 1967 Foruq, después de visitar a su madre, se estrelló contra un muro. Murió de las lesiones en la cabeza en la cima de su creatividad a la edad de 32 años. La enterraron en un cementerio de Teherán. Un año antes de su muerte la Unesco preparó una película sobre su vida y en 1965, Bernardo Bertolucci realizó también un cortometraje acerca de la lucha de esta gran poetisa iraní.



Autora de esta semblanza biográfica y selección de poema: Hayla Mantegui.

Viene del blog: Araboislámica
Fuentes de Documentación



5 comentarios:

Ronald Bonilla Carvjal dijo...

Gracias, Ana Muela, por compartir este blog sobre esta gran poeta persa, abrazos

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias a ti, Ronald, por seguir este blog, leer a las grandes poetas y disfrutarlas...

Un abrazo
Ana

López Gómez J.M. dijo...

Una experiencia agridulce, como lo es pasar de la belleza casi sublime de algunos versos de esta poeta persa(sorprendentes en una cultura patriarcal por excelencia) al dolor metafísico pero sentido que produce toda muestra de obscenidad social, al amparo de una ideología cuyos valores:-religiosos en este caso- debieran gozar de una libertad sin limites. Sin embargo, como suele suceder en otros ejemplos de marras, la religión ha venido para sojuzgar, no para liberar(claro que se parte de una concepción abstracta como la de considerar a Dios, el paradigma de la bondad, sin estar seguros de su existencia y ergo: que en caso de hacerse luz semejante hecho metafísico, nadie podría asegurar qué tipo de moral emplearía Dios con sus propias criaturas...). En fin, parte de nuestras inconfesables angustias, al tomar conciencia de nuestra finitud.

Felicitaciones querida Ana por tus maravillosas selecciones(he leído casi todo, pero pocas veces dispongo de tiempo para elucubrar un comentario).
Recibe mi cordial saludo

López Gómez J.M. dijo...

Un bellísimo poema de una bella mujer, a modo de contraste de una sociedad que en pleno siglo XX, continuaba atada a una impronta política de milenario imperialismo.
Alguna vez habrá que hacer un acto de reivindicación universal a tantos y tantos millones de mujeres condenadas a vivir sin derechos en una sociedad ferozmente patriarcal.

Ana Muela Sopeña dijo...

Muchas gracias por tus interesantes comentarios, José Manuel.

Abrazos
Ana