miércoles, 26 de octubre de 2011

DEJADME DAR LA VUELTA

Dejadme dar la vuelta 


Ya tuve esta neblina que pesa como un monte, 
ya tuve este delirio, 
ya tuve este fantasma y lo creí persona, 
ya tuve casi el sueño,
y agonicé de pronto sin cerrar la ventana
y me quedé dormida con los ojos abiertos.


Bien sabéis que respiro apenas por milagro, 
que estoy de adiós radiante, 
de hasta pronto
y no vuelvo.
Dejadme pues alzar este rato de música,
este paisaje breve donde hago maromas, 
esta ilusión que tiene un misterio imponente. 


Dejadme dar la vuelta de la flor contra el viento
o ser sencillamente una mujer cualquiera
a quien salvó el demonio.


Carilda Oliver Labra- Cuba


 Fuentes de documetación

2 comentarios:

Leonel Licea dijo...

Tuve la suerte y el honor de conocer a Carilda, de escucharla leer sus poemas y debo decir que ella es así, como su poesia, inquieta y sincera: Pasional!
Gracias por traerla.
Un abrazo.
Leo

Ana Muela Sopeña dijo...

Qué suerte, Leonel, haber podido conocer a Carilda. Esas cosas no se olvidan...

Un fuerte abrazo
Ana