sábado, 6 de agosto de 2011

VERGÜENZA




VERGÜENZA

Redonda, la luna juega
sobre colinas que se derrumban.
Desde el trémulo vacío,
las estrellas lagrimean su distancia.
Miedosa,
la negritud invadida de luciérnagas
tirita,
acuchillada de luz.
A mi lado,
oigo pasos diminutos en el césped.
Sobre el áspero silencio,
hay preguntas desprendidas desde dentro,
compañía de mi noche solitaria.
Cuánta nieve despiadada,
cuánto fuego y ceniza,
cuánta gente llamándose enemiga.
Hoy duele la guerra
-duelen los niños-
y me avergüenzo
de ser feliz contigo.


Maybell Lebrón- Paraguay


Fuentes de documentación

9 comentarios:

emmagunst dijo...

es muy complejo, no sé bien a qué se refiere, ayúdenme Ana y Cía. Sé que me gusta por que lo sentí, pero no sé bien a qué o a quién se refiere (ser o sentimiento).

Rossana dijo...

Enma ;
Buenas tardes, gracias por asomar.

Quisiera poder tener la certeza de lo que diré, más, sólo puedo decir, que lágrimas han surgido al leer.
VEO/siento dolor, edad/paso del tiempo, toma de decisión, separación...
( A quien se refiere, puede ser a ella misma u otra ) pero en sentimiento es UNO solo.


Saludos desde Chile

emmagunst dijo...

Gracias Rossana! Tenés razón...Saludos!!!

Rossana dijo...

Emma :
Es del tipo de poesía que le suelen llamar "Encriptada" termino que no utilizo, por haber sido catalogada no sólo mi poesía de ese modo, sino que hasta yo misma... No es fácil.

Por ej. Cuando escribo algo muy sensual o a diferencia, ni te digo la de barbaridades que he tenido que atender.

Abrazo grande.
Rossana

emmagunst dijo...

Entonces voy a leerte ahora mismo!!!

Rossana dijo...

Me haces sonreír, he cerrado mis últimas dos puertas, algunas veces el hastío de mundo circundante, me supera, luego, descanso un poco y vuelvo a abrir la tiendita de las letras.
Te dedicaré un poema
Saludos y buenas noches
Gracias por esta inyección de energía ESPERANZA en el ser humano.
Rossana

emmagunst dijo...

Ah! pero vos no me conocés! el que busca encuentra! estoy leyendo algunos poemas tuyos que andan por la web...

Me dí cuenta que habías cerrado puertas pero algo encontré. Cuando quieras volver yo estaré dispuesta a seguir leyendo. Buenas noches :)

Rossana dijo...

Vuelvo a sonreír, ahora me permito un abrazo,


AQUÍ TU POEMA.



Ella

Ella dice que mi sangre tiene frío
que el silencio tan errante
ha sido benigno
y toda soledad
nos maniata hasta las venas.

Ella vive en la frontera
donde encontré patria,
así, trague mis penas
cuando me taladraron alegrías
resbalando secretos a la tumba.

Ross

Ana Muela Sopeña dijo...

Yo siento este poema como una escisión. A veces, sentirse bien da vergüenza sabiendo que en el mundo hay tanta pobreza, corrupción, miedo, soledad. Es como si la persona pudiera sentirse culpable por tener tanta felicidad cuando a su alrededor siente tanta miseria, desolación, infelicidad. Y todo eso a una persona soberbia le puede hacer sentir bien, pero a una persona empática y humana le puede causar una disonancia cognitiva. Es algo así ¿cómo puedo sentirme bien si alrededor todo se está desmoronando? Y es porque el sentimiento de estar bien llega tan sólo por ese amor personal, por ese bienestar con otro que confirma y afirma la existencia individual como algo valioso, apreciado y querido...Así siento yo este poema...

Gracias, Emma y Rossana por vuestro diálogo que he seguido con interés.

Un beso
Ana