viernes, 5 de agosto de 2011

EPÍSTOLAS





EPÍSTOLAS



Releí tus epístolas de fuego, cuando
regabas mi arenal con besos de agua
anidaste en mi memoria
pintando alas a garzas azules

Y desnuda del concierto de los sueños
volé espacios vacíos de alondras
no alcancé a tocar las estrellas
porque topé con un muro de espinos

ahora bebo el hálito de las aves
y me alzo del frío adiós desmayado
elevo mis brazos entre nubes
esperando nuevos amaneceres





Carmen Parra- España

Todos los derechos reservados
Del poemario Gris sobre Gris (2009)







6 comentarios:

Ana Muela Sopeña dijo...

Precioso poema, Carmen. El adiós se convierte en un renacimiento, en un nuevo comienzo de una vida abierta al cambio.

Te dejo un abrazo, amiga
Ana

Rossana dijo...

Muy hermoso poema, gracias por traerlo querida Ana.

Un abrazo grande para Carmen
y otro para ti.

Rossana

Ranita Azul dijo...

Llega dentro como si las palabras fuesen alas buscando un refugio en algún lugar seguro.

Gracias.

Elisa

stella dijo...

Vengo a saludarte y darte las gracias querida amiga
Me ha emocionado ver en este blog mi poema
Un grandisimo abrazo
Carmen

Ana Muela Sopeña dijo...

Tengo pendiente llamarte, Carmen. Gracias por venir. Tu poema es precioso. Muy lírico.

Te dejo un abrazo
Ana

stella dijo...

Elisa te doy las gracias amiga, ha sido todo un placer encontrarte acpoyando mis versos
Un abrazo
Carmen