lunes, 29 de agosto de 2011

EL AMOR TE CONVIERTE EN ROSAL...






EL AMOR TE CONVIERTE EN ROSAL...

El amor te convierte en rosal
y en el pecho te nace
esa espina robusta como un clavo
donde el demonio cuelga su uniforme.

Al tocar lo que amas te quemas los dedos,
y sigues, sigues, sigues hasta abrasarte todo;
después,
ya en pie de nuevo,
tu cuerpo es otra cosa,
...es la estatua de un héroe muerto en algo,
al que no se le ven las cicatrices.


Gloria Fuertes- España



*****


Poema seleccionado por Rossana Arellano







8 comentarios:

Ana Muela Sopeña dijo...

JULIO DÍAZ-ESCAMILLA DIJO:

El poema es una visión, nada alejada de muchas realidades. Celebro la claridad y el ingenio metidos en la belleza escritural.

Un abrazo.

Vengo de la mano Laberinto de lluvias.

Ana Muela Sopeña dijo...

ROSSANA DIJO:

Julio, buenos días

Es un poema de los que les dicen "redondo" con un ritmo que va deslizándose, tal vez, en el propio ritmo del lector y se queda.

Saludos y muchas gracias por asomar a Poesía de Mujeres, de buena mano vienes.

Ana Muela Sopeña, Poeta y amiga, en lo personal, me sostiene varios años.

Un abrazo Rossana

Ana Muela Sopeña dijo...

Hola, Julio:

El blog se había desconfigurado por un problema con una imagen que habíamos posteado. Para solucionar el tema he tenido que quitar el post original y volver a publicarlo en una entrada diferente. Los comentarios están en el archivo de comentarios, pero el original lo he tenido que quitar con el post que creaba la desconfiguración del blog. De ahí que ahora el comentario esté con mi entrada.

Un abrazo muy grande y gracias por venir de visita al blog de Rossana y mío.

Rossana, ya está solucionado todo.

Tu comentario lo he reproducido aquí.

Besos, amiga
Ana

Rossana dijo...

Todo bien, Ana, lo importante es el poema.

Un beso,

Rossana

Mercedes Ridocci dijo...

Una maravilla de poema. Me reitero en la idea que tengo del amor y de la vida en general, que es como la rosa, tiene espinas.

Protagonizar en este poema a la espina tal y como lo ha hecho la autora, con esa imagen tan fuerte, me parece sencillamente BUENÍSIMO.

Un abrazo
Mercedes

Rossana dijo...

Efectivamente Mercedes, es una

ROSA SANGRANTE

Muerde y se hunde el la boca, silencio,
inunda, inunda ...
se escapa en suspiros
y ni siquiera la muerte
desaloja el gota a gota que resbala...
UN ABRAZO, desde esta latitud, hacia la vena.

Rossana

Ranita Azul dijo...

Gloria Fuertes era así como la ternura de un beso su mirada, toda ella era un verso al hablar. Fui a escucharla alguna vez y le firmó a mi hija menor un libro de cuentos, "LasTres Reinas Magas".
Era un ser entrañable para los que la conocíamos y admirábamos su obra, con su ironía llena de humor pero diciendo siempre grandes verdades.

Me encanta ver que está también aquí.

Ana Muela Sopeña dijo...

Dichosa tú, Elisa, que la conociste.

Un beso
Ana