miércoles, 1 de junio de 2011

PARTIDA DE AJEDREZ






PARTIDA DE AJEDREZ

Hace mucho tiempo
que el pánico escudriña las alas de la duda.

Desde el inmenso telescopio puedo comprobar
el sitio de los cometas,
de la locura sin sentido.

Casi mordí el veneno de las brujas
cuando la sombra se fusionó con mi cuerpo
en el eclipse del misterio.

Y el tribunal se consuela de su estruendo de feria
en las partidas de ajedrez,
que sólo tienen dos contrincantes.

Silba el caballo jaques homicidas
y los alfiles toman delantera
olvidando al peón que no lamenta
el no retorno y el potro con sus bridas

se abre camino, bravo, entre las negras
Parece tan sagaz la tez dormida
del rey valioso y parco en la partida
que es capaz de eclipsar la damisela.

porque ella jamás muere en la batalla,
sólo hay un asesino en cada bando
y un penitente muerto en el combate.

el asedio de blancas ya no para
y el enigma no existe en este tango,
el destino es ballet y nunca un arte.

y cuando termina la baza me doy cuenta
de que soy la víctima que no probó nunca el veneno,
porque nombrar la cicuta es como carnalizar la muerte
en el propio cuerpo
con los ojos de otra.


Rosalía Linde- España


______________________________________


Rosalía Linde.


Nace en Madrid en 1978. Es licenciada en Documentación. Empieza a escribir poesía en la adolescencia. Ha publicado en diversas antologías.

Ha publicado un poemario, en colaboración con el fotógrafo Santiago Valverde:

"Huesos de Ángel"


Publica su poesía en el blog:








2 comentarios:

Rossana dijo...

Se presentó a mis ojos la poesía de Rosalía, me parece que en el año 2005 y la verdad, a mi humilde modo de ver, es una de las mejores poetas que circulan por la Web.

Agradezco a Ana Muela Sopeña, que nos de a conocer un poema más de Rosalía Linde y les animo a visitar su blog de poesía.

Rossana Arellano

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, Rossana, por tus palabras.

Este poema tuyo, Rosalía, me gusta mucho, ya que el ajedrez permite hacer una brillante alegoría de la rivalidad en el amor.

Brillante esta poética partida, amiga.
Un beso y enhorabuena
Ana