jueves, 23 de junio de 2011

ESPEJISMO





ESPEJISMO

Ella mira
el sauce repetido en el agua:
cardumen en tierra prisionero.

El río
repica en los guijarros
aferrado a sus pies secos.
Lame sus resecas manos
con caricia húmeda
de ansioso enamorado.
La arrastran remolinos impacientes
que hacen boyar sus senos
y enlazan los muslos polvorientos
en inquietante abrazo.

Ella ve
en la tierra sembrada de soles
una explosión de capullos
como miríadas
de mariposas blancas.
Cantando
enreda en sus cabellos empapados
flores de camalote.
Y ríe en medio del río
ríe bajo el agua terca
con la boca abierta
y los ojos cansados.

Maybell Lebron- Paraguay

***

Maybell Lebron

Cuentista y poeta. Aunque nacida en Argentina,(1923) vive en Paraguay (Asunción) desde 1930. Activa promotora de actividades culturales en su país y miembro del Taller Cuento Breve, Maybel Lebron ha publicado algunos cuentos en los libros de dicho taller y algunos otros en periódicos y suplementos literarios diversos. En 1989 obtuvo el primer premio en el concurso "Veuve Chiquot Ponsardin" por "Orden superior", uno de los relatos incluidos en Memoria sin tiempo (1992), su primer libro de cuentos. En 1993 otro de sus cuentos ("Gato de ojos de azufre") fue galardonado con el Premio Néstor Romero Valdovinos en el concurso de cuentos del Diario "HOY" de ese año. También es autora del poemario Puente a la luz (1994).


Fuentes de documentación

4 comentarios:

Lic. Marcelo Cocholilo dijo...

Que buena poesía emblematizando el espejismo... vivimos en ficción y muy pocas veces podemos caer en la cuenta. Adelante!!!
Los invito a mi blog marcelococholilo.blogspot.com

Rossana dijo...

Marcelo :

Muchas gracias por tu comentario a este poema.

Se presenta casi en juego, imagen/retrato
Es un muy buen poema.

Saludos, me asomé a tu espacio, trataré de pasar con más tiempo para leer , me interesa mucho , me quede un poco atrapada con lo de las fobias, mañana daré una vuelta.

Rossana

deliteraturayalgomas-2 dijo...

Buen conjunto el de la ilustración y el poema, respecto a éste me gustó su frescura, el encanto que va recorriendo las líneas.
Cordial saludo
Betty

Ana Muela Sopeña dijo...

Betty, es una alegría verte por aquí.

Un beso grande
Ana