viernes, 21 de junio de 2019

NO SÉ PARA QUÉ NOS ENCONTRAMOS



NO SÉ PARA QUÉ NOS ENCONTRAMOS 

No sé para qué nos encontramos,           
Ya que igual de casual será nuestra despedida,
 Sin abrirnos lo que siente el corazón,
 Permaneciendo el enigma el uno para el otro.
 A veces, sueño con un extraño sueño,
 Como si lo imposible sucediera.
 Alarmado y perplejo por un instante,
 Piensas: ¡Por qué lo he soñado!
1899


Poliksena Soloviéva- Rusia
Traducción del ruso al español: Kseniya Tokareva


*****
Мы встретились не знаю для чего  

Мы встретились не знаю для чего                                      
И так же разойдемся мы случайно,            
Не открывая сердца своего                                             
И оставаясь друг для друга тайной.              
Так иногда приснится странный сон,                         
Как будто невозможное случилось.                                      
И на мгновение взволнован и смущен,                      
И думаешь: зачем мне это снилось!
1899 


Poliksena Soloviéva- Rusia


_______________________________________________ 


     Poliksena Soloviéva, curiosa poeta y pintora rusa del Siglo de Plata. Títulos de sus antologías poéticas. Es curioso que son tantas, a pesar de que su trayectoria poética fue un tanto indefinida:
  • «Стихотворения» (1899) — Los poemas
  • «Иней» (1905) — Las heladas
  • «Плакун-трава» (1909) — La salicaria
  • «Тайная правда» (1912) — La verdad incógnita
  • «Перекрёсток» (1913) — La encrucijada
  • «Вечер» (1914) — La tarde
  • «Последние стихи» (1924) — Los últimos poemas/Los últimos versos



POLIKSENA SOLOVIÉVA: EL DOCEAVO HIJO 
(de la antología de Yevtushénko/redacción y traducción del artículo de Kseniya Tokareva)

Poliksena Soloviéva (1867-1924)

Hubo tiempos en Rusia cuando tanto en las familias de clase baja (campesinos) como en las de clase alta se tenía poco conocimiento de los métodos contraceptivos, salvo de curandero, y por lo tanto no se sentía vergüenza por tener tantos hijos cuantos Dios regale. Sin embargo, los tiempos cambiaron: no existe en el mundo tanto espacio no poblado como en Rusia, aún así para tantos niños no hay cabida.
El último hijo en la familia de Seguéy Soloviév, histórico y rector de la Universidad de Moscú, fue Poliksena Soloviéva (1867-1924). Seguéy Soloviév siempre estaba sobrecargado de trabajo y permanecía en espera del nuevo tomo de «Historia de Rusia» que se publicaba anualmente. La familia vivía en un apartamento que la Universidad les concedió, sin mucha opulencia, a excepción de una magnífica colección de libros y el constante contacto con las personalidades que regían el mundo de la ciencia, la literatura, la música y el arte ruso.
No es de sorprender que Poliksena escribía poesía desde la edad más temprana, ya que en aquellos tiempos en el liceo se enseñaban los fundamentos de métrica. Había solo una cosa que se le podía reprochar a la jovencita poeta que llevaba cargada en sus hombros juveniles tanta influencia de las múltiples tendencias literarias: se sentía fascinada y por una, y por otra. Los poemas que Poliksena escribió  cuando tenía 8 años publicó su hermano Vsévolod en las revistas «Нива» (Niva[1]) y «Огонёк»(Ogonék[2]). Después sus poemas llenaron las páginas de las revistas editadas por los liceos. A pesar de tanto regocijo, este diluvio imitatorio no llegaba más allá. La poeta lo entendía y pensaba, tragando la desesperación:
 «Бессильна песнь моя, и не могу словами Я передать, что чувствует душа…»
«Qué impotente es mi cantilena, y no puedo transmitir con palabras lo que siente mi alma…».
Poliksena intentaba expresar sus sentimientos no solo a través de la rima, sino también de la pintura. Innokéntiy Ánnenskiy y Vasíliy Rózanov alabaron sus dibujos; aunque no sabemos si detrás de este alabo se escondía el simple deseo de cambiar de curso a esta simpática niña de una familia tan agradable, desviarla de la poesía a otro cauce. El hecho de que la misma poeta no idealizaba su poesía, cautivaba. Así es como explicaba la desafortunada elección del seudónimo Allegro:
«…я бессознательно искала восполнить тот недостаток жизненности, который так сильно чувствую и осуждаю в себе»
«…inconscientemente estaba buscando como completar aquella ausencia de vitalidad que siento con tanta fuerza y me echo en cara».







DIBUJOS DE POLIKSENA SOLOVIÉVA
allegro_dibjos
Diseño de ropa para niños realizado por Poliksena Soloviéva. Los dibujos firmados con el seudónimo que se eligió Poliksena: Allegro.





Fuentes de Documentación:
Notas:

[1] Niva: una revista rusa semanal muy conocida de la mitad del siglo XIX y comienzos del siglo XX. Llevaba adjuntos los anexos. Se publicaba a lo largo de 48 años, desde 1869 hasta 1918. La revista para la lectura en familia, especialmente, para burgueses y pequeño burgueses.[2] Ogonék: una revista rusa y soviética semanal cuyo contenido se centraba en los temas socio-políticos y literarios, además del arte. Se publica desde 1899 y aún se sigue editándose en la actualidad.
Fuentes:
  1. http://poetrysilver.ru/bio/202
  2. http://slova.org.ru/solovievap/index/
  3. http://poetrysilver.ru/bio/202
  4. http://artru.info/il/ar/45320/ 




Imagen de arriba: Retrato de Poliksena Soloviéva






Fuentes de Documentación                         

viernes, 8 de marzo de 2019

AMANECE CON PELO LARGO EL DÍA CURVO DE LAS MUJERES


AMANECE CON PELO LARGO EL DÍA CURVO DE LAS MUJERES

Amanece con pelo largo el día curvo de las mujeres,
¡Qué poco es un solo día, hermanas,
qué poco, para que el mundo acumule flores frente a nuestras casas!
Desde la cuna donde nacimos hasta la tumba donde dormiremos
-toda la atropellada ruta de nuestras vidas-
deberían pavimentar de flores para celebrarnos
(que no nos hagan como a la Princesa Diana que no vio, ni oyó
las floridas avenidas postradas de pena de Londres)
Nosotras queremos ver y oler las flores.

Queremos flores de los que no se alegraron cuando nacimos hembras
en vez de machos,
Queremos flores de los que nos cortaron el clítoris
Y de los que nos vendaron los pies
Queremos flores de quienes no nos mandaron al colegio para que cuidáramos a los hermanos y ayudáramos en la cocina
Flores del que se metió en la cama de noche y nos tapó la boca para violarnos mientras nuestra madre dormía
Queremos flores del que nos pagó menos por el trabajo más pesado
Y del que nos despidió cuando se dio cuenta que estábamos embarazadas
Queremos flores del que nos condenó a muerte forzándonos a parir
a riesgo de nuestras vidas
Queremos flores del que se protege del mal pensamiento
obligándonos al velo y a cubrirnos el cuerpo
Del que nos prohíbe salir a la calle sin un hombre que nos escolte
Queremos flores de los que nos quemaron por brujas
Y nos encerraron por locas
Flores del que nos pega, del que se emborracha
Del que se bebe irredento el pago de la comida del mes
Queremos flores de las que intrigan y levantan falsos
Flores de las que se ensañan contra sus hijas, sus madres y sus nueras
Y albergan ponzoña en su corazón para las de su mismo género

Tantas flores serían necesarias para secar los húmedos pantanos
donde el agua de nuestros ojos se hace lodo;
arenas movedizas tragándonos y escupiéndonos,
de las que tenaces, una a una, tendremos que surgir.

Amanece con pelo largo el día curvo de las mujeres.
Queremos flores hoy. Cuánto nos corresponde.
El jardín del que nos expulsaron.

 Gioconda Belli


Fuentes de Documentación


DONDE LA PIEL SE QUITA





DONDE LA PIEL SE QUITA
 
 

Ser la obra extraviada de la muerte

es encontrar en tu orilla el origen,

ser un rayo de luna en el bosque

que descubre que te encuentras en su centro.

Habré de regresar,

habré de quitarme la piel

para caer sobre tu alma,

                       para entrar,

                               salir de tu boca.
 
 

sacudo umbrales en esta confesión

con discurso profético,

después de haber deshecho tu libertad.

Reconozcámonos en el sitio señalado:

en ese sitio donde el guante

se quita para abofetear a la verdad.

donde tus manos,

habitan una paloma

y toco aquello que me designo.

Sitio en que mi pan es tu vino

y mi vino es tu otoño muerto.

mientras, suspendidas vamos en la materia,

cruzamos fondo,

balanceándonos hacia donde la lluvia huye

y narrar abandona el sueño,

donde la piel se quita.





Susana Chávez- México




Imagen: Retrato de Susana Chávez




___________________________


Susana Chávez fue brutalmente violada, mutilada y asesinada el 6 de enero de 2011... Era activista contra los feminicidos de Ciudad Juárez, México.






Otros poemas de Susana Chávez en este blog y su biografía


Fuentes de Documentación

miércoles, 19 de diciembre de 2018

UNA NOCHE COMO ESA





UNA NOCHE COMO ESA


Noches, que en silencio maquiavélico,
van calculando el tamaño de la herida,
esquematizando con aterradora delicadeza
una cicatriz indestructible.

Cómplices de pieles que se rozan
provocando un eco erizado,
que se extiende lentamente,
hincha el pecho, inflama los labios,
y quiere calcinar todo lo que alcance.

Una oscuridad que se revela
como dos serpientes que danzan y entrelazan,
como dos mares que se estrellan,
como el deseo que consigue acoplarse sin ensayo.

Tuvo que haber sido una de esas noches,
cuando la realidad punzante debió apartarse
ante la desnudez de quienes olvidaron sus nombres
para detenerse en el tiempo, para fundirse con el espacio.

En medio de un silencio calculadoramente provocativo,
se engendraba, desde lo más profundo,
con un dolor similar al de una estrella agonizante,
lo que un beso desnudo no sospechó fecundar.

La locura para amarse nació una noche como esa.




Ara López- Venezuela




_____________________________________


Ara López:
19 de abril de 1983
Caracas, Venezuela.
T.S.U. en ciencias audiovisuales y fotografía pero dedicada a la edición fotográfica, el arte digital y a la poesía.
 
PUBLICACIONES
 
Revistas, blogs y portales digitales:
Artículos para el periódico El Universal - versión digital (2012)
Barataria (entre dos líneas) – (2014)
La poesía no muerde (2014)
La poesía alcanza para todos (2014)
Revista Literaria – (2014)
Sello Cultural – (2014)
Guayoyo en Letras (2014 – 2016)
La poesía alcanza – (2017)
Editorial Alaire (Foro) – (2017 – 2018)
 
Libros:
II Antología de Cuentos Postmodernistas
Nero Sobre blanco Grupo Editorial
(2014)
 
Antropología del Fuego (Antropología de poesía venezolana)
Ediciones Palíndromus



















domingo, 25 de noviembre de 2018

EN EL ÁRBOL DE LA VOZ



EN EL ÁRBOL DE LA VOZ

A ciegas la luz  vela
y unos ojos se abren para siempre.
Hablo del corazón frente a la muerte,
en el árbol de la voz, con un labio de tierra y otro
de noche,
con un corazón de polvo y otro de viento.
 
Hablo de este amor,
esta navegación entre la bruma,
este amor, este amor.
 
Cada silencio nos llevará a la palabra que nos
refleja,
y en mí toma cuerpo tu soledad,
en tu mirada ausente se deshacen los astros.
A veces te descubro en el rostro que no tuviste,
en la aparición que no merecías.
Y el silencio levanta la cabeza y me mira.
Esta vez volvemos de noche,
los árboles han guardado sus pájaros,
el cansancio estira su lengua para cantarnos al oído.
La noche llegó en tu corazón,
tus ojos se cerraron en la llegada del mundo.
Y sin embargo, de alguna manera, todos lo sabíamos,
y algo parte en dos la memoria,
algo parte en dos a la mujer que peina su alma antes
de entrar al lecho solitario,
y parte también el tiempo de la noche,
como el vaso que cae de la mano de algún niño
asustado,
algo parte en dos lo que estaba partido. 



Susana Chávez- México


Fuentes de Documentación

jueves, 15 de noviembre de 2018

LA PALABRA INFINITO







LA PALABRA INFINITO

La palabra infinito es infinita,
la palabra misterio es misteriosa.
Ambas son infinitas, misteriosas.
Sílaba a sílaba intentas convocarlas
sin que una luz anuncie su dominio,
una sombra señale a qué distancia de ellas
está la opacidad en que te mueves.
Van a algún punto del resplandor y anidan,
cuando las dejas libres en el aire,
esperando que un ala inexplicable
te lleve hasta su vuelo.

¿Es más que su sabor el gusto de la vida?


Ida Vitale- Uruguay

De "De procura de lo imposible" 1998


________________________________


Poeta y crítica uruguaya nacida en Montevideo en 1924.
Estudió Humanidades en su país, siendo profesora de literatura hasta 1973 cuando la dictadura la forzó al exilio.
Vivió en México de 1974 a 1984, radicándose definitivamente en Austin, Texas, desde 1989.
Su obra lírica, caracterizada por una honda emoción expresada de manera lúcida y privada de patetismos,
la convierten en una de las voces principales de la llamada generación del 45, y en la actualidad, en nombre
insoslayable del panorama poético hispanoamericano.
Además de poeta, es autora de artículos periodísticos y de crítica literaria, así como de numerosas traducciones.
Parte de su obra está contenida en los siguientes volúmenes: «La luz de esta memoria» en 1949, «Palabra dada»
en 1953, «Cada uno en su noche» en 1960,«Oidor andante» en 1972, «Jardín de sílice» en 1980, «Parvo reino»
en 1984, «Sueños de la constancia» en 1988, «Procura de lo imposible» en 1998, «Reducción del infinito» en 2002,
«Plantas y animales» en 2003, y «El Abc de Byobu» en 2005.

-------


Gana el Premio Cervantes del año 2018...


Noticia del premio, obtenida del periódico El País,  aquí:
https://elpais.com/cultura/2018/11/15/actualidad/1542268262_889172.html








Fuentes de Documentación

lunes, 19 de marzo de 2018

CASO DE AUSENCIA


CASO DE AUSENCIA

Extendió su mano,
con un toque tierno
me dio la forma del cielo.
Extendió su lejanía,
con un toque de ausencia
me hizo una puesta de sol.


***


¿Cómo podría él hacer del descampado
un lugar de nostalgia?
¿Cómo podría él hacer de la belleza
un dios triste?
Yo no lo he dispersado
en las extendidas selvas de mi sueño,
pues en el sueño
florece más su estancia.
Yo no lo he olvidado
en el abrigo de mis sentimientos,
pues en los sentimientos
se amplía el cielo.
Pero él, como en la vida,
me dispersó en el poema.


***


Esta noche puesta sobre mi cabeza
me come lentamente,
considerándome en el universo
una manzana mordisqueada
por la oscuridad aspirante
al techo del aburrimiento,
y luego, publicando mi bella foto
en los cuadros de la puesta de sol moral,
colgándola en árboles
hechos de detalles débiles y pálidos,
diciendo a los ángeles de la herida:
«esta bella herida
es mi seguridad y mi patria,
esta nube oscura
es mi gemido y mi nostalgia,
este techo solitario, extendido descampado,
es mi estatura y mi apocalipsis,
mi falta y mi culpable arrepentimiento,
me da un sentido
y me elimina...





Nouara Lahrash- Argelia
Traducción: Mohamed Ahmed Bennís
*****





حالَةُ غِيـاب


مَـدَّ يَدَهُ
شَكَّلَني سَماءً بِلَمْسَةِ حنان
مَـدَّ بـُعدَهُ
أحالَني غُروباً بِلَمْسَةِ غِيابْ.


***


كيفَ لي أَنْ أُحيلَ العَراءَ أمْكِنَةً مِن حنين
كيفَ لهُ أنْ يُحيلَ البَهاءَ
إلى إِلهٍ حزين.؟
أنا ما شَرَّدْتُهُ في براري حُلْمي المَديدَةِ
إِذْ في الحُلْمِ تُزهِرُ إقامَتُهُ أكْثَرَ.
أنا ما أَهمَلْتُهُ على مَعاطِفِ عَواطِفي
إِذْ في العَواطِفِ تُتاحُ السّماواتُ أَوْسَعَ
لكِنّهُ كَما في الحَياةِ
شَرّدَني في القَصيدَةِ.


***


هذا اللّيلُ المَركونُ على جَبيني
يَقتاتُني على مَهْلٍ
يُعلِنُنِي في الكونِ تُفّاحَةً تَقْضِمُها
العَتْمَةُ المُشرَئِبّةُ إلى سَقْفِ المَلَلِ.
ثمَّ يَنْشُرُ صورَتي المَليحَة
في براويزِ الغُروبِ المَعنَوِيِّ
يُعَلِّقُها على أشجارٍ مِن تَفاصيلِ الشُّحوبِ الرّكيكَةِ
يَقولُ لِمَلائِكَةِ الجَرْحِ:هذهِ المَليحَةُ/الجَريحَةُ
يَقيني وَ وَطني.
هذهِ الغَيْمةُ / العَتمَةُ
أَنيني/ وَحنيني
هذهِ السّقفُ الوحيدُ / العراءُ المَديدُ
قامَتي / وقِيامَتي.
ذَنْبي / وَتَوْبَتي المُذْنِبَةُ
يُعَلِّلُني / فَيُلْغيني..






Nouara Lahrash- Argelia







____________________________







Sétif, Argelia, 1970) Poeta y periodista. Hace años comenzó a publicar sus poemas en diversas revistas literarias árabes. Ha publicado los poemarios Ventanas del dolor (Argelia, 2005) y Momentos reservados para el frío (Argelia, 2007). Además, ha participado en numerosas antologías poéticas árabes. Este poema es inédito en español.



domingo, 11 de marzo de 2018

S.O.S. (SAVE OUR SOULS)


S.O.S. (SAVE OUR SOULS)

I
EL ÁRBOL DE PLUTONIO

Las raíces del mundo
tiemblan en lo más hondo.

El árbol de plutonio se pregunta por qué
el ser humano vibra
en la maldad del ojo más satánico.

Debemos escuchar
las canciones del árbol radiactivo
que nos instruye siempre
con su silencio triste.

Llora desde su túnel
con sus ramas de arena primigenia.

Se nutre de satélites
cabalga en diccionarios de la luna.

El árbol de plutonio
solloza
con lágrimas amargas
en la melancolía y la locura.

Mutación del genoma en el futuro,
humanidad en cárceles de estroncio.

El árbol hoy nos habla
y nos cuenta la historia más atávica
del hombre de los hielos.

Una oportunidad late en cronómetros
ahora que hay oxígeno
antes de que la atmósfera
se vuelva irrespirable...


II
LA BALLENA DE ESTRONCIO

La ballena de estroncio
nos avisa con cantos de agonía
de la muerte de todos los océanos.

Sus ojos consagrados
se están volviendo ciegos.

La mutación nos muestra
un ejemplar bicéfalo.

Siente sobre las sombras
nuestra codicia estéril
y la prepotencia colectiva.

Nos susurra al oído
que queda poco tiempo...


III
EL CESIO ENTRE LAS ALGAS

Gimen las algas pardas por el cesio
y elaboran informes
con sus células
para que comprendamos el desastre.

No bastó Chernóbil,
ahora Fukushima
amenaza con ser el detonante
de la sexta extinción.

Gritan las algas rojas en los mares
que ya no pueden más,
que el ser humano es un cubo de basura
untado por los dólares y yenes,
los euros y los yuanes,
los rublos, las coronas y los pesos
en medio del vacío, sin futuro...


IV
EL TRITIO EN LAS PARTÍCULAS DE LLUVIA

Atemoriza el tritio de la lluvia
con castigarnos pronto
con su azote sin timbres, sin avisos.

Nos recuerda en silencio
vulnerabilidades de la piel,
los huesos, los pulmones,
la médula y la sangre.

Atemorizan gotas
con átomos...
la muerte.


V
BEQUERELIOS QUE LLORAN

Cáncer sobre la tierra,
bequerelios que lloran
en féretros sellados con cemento.
Residuos radiactivos
símbolo de las almas más corruptas
y millones de humanos
queriendo renacer
a la vida buscando entre tumores,
y diosas prostitutas de cobalto
y sicarios del Nasdaq,
el sentido de Gaia y de la historia.


VI
S.O.S. (SAVE OUR SOULS)

S.O.S., humano.
El reloj de las horas se abalanza
a un tiempo diferente.

S.O.S.,
cambio,
¿alguien me escucha?


Ana Muela Sopeña



Fuentes de Documentación

jueves, 8 de marzo de 2018

MUJER



MUJER


Mujer de niebla,
ataviada con sueños e ilusiones
para sobrevivir en la batalla.

Mujer de lluvia,
sumergida en el viaje por la Tierra,
dispuesta a luchar siempre con su luz.

Mujer de bruma,
alucinando con rituales
de belleza adherida a laberintos.

Mujer del bosque,
dibujada en las ramas de los árboles,
llamando a los humanos.

Mujer galáctica,
que vuelas sin cesar por el espacio
más allá de frecuencias infinitas.

Mujer del mar,
observando la vida submarina,
preocupada por las tortugas y ballenas.

Mujer de fuego,
encendida despacio
para brillar con pulsos de la historia
e iniciar sin demora el despertar.

Mujer de agua,
disolviendo las luchas y tensiones
para dar de beber a los sedientos.

Mujer relámpago,
adivinadora del futuro,
profeta de la sal y de la escarcha.

Mujer lunar,
magnética en el caos, trueno en tormentas,
Lilith, complicidad de lo ancestral.

Mujer de Venus,
aliada con la esencia del amor.

Mujer de Urano,
que siembras libertad entre las rocas.

Mujer de nieve,
purificas el tiempo creador.

Mujer de hielo,
soledad del ayer y del mañana.

Mujer de nube,
protegida por ángeles y arcángeles.

Mujer de sombra,
buceadora en campos de misterios.

Mujer raíz,
para entender el alma de las cosas.

Mujer estrella,
que pactas con la música del mundo.

Mujer umbral,
preparada con armas para el cambio.

Mujer visión,
que ves dentro del tiempo y de la herida.

Mujer rocío,
que fertilizas todo lo que tocas.

Mujer arena,
capaz de vislumbrar la hora mágica.


Ana Muela Sopeña- España





______________________________


He escrito una réplica a este poema.
El poema se llama "Hombre".
Puedes leerlo pinchando aquí:
http://www.laberintodelluvia.com/2018/03/hombre.html




Fuentes de Documentación

martes, 12 de diciembre de 2017

LEJOS


LEJOS

Lejos, tan lejos ya
el manto cálido del viento
y el sudor que empapa la tierra.

Lejos, tan lejos ya
las palmeras de Semè-Podji
y la sangre que abre caminos.

Lejos, tan lejos ya
la tierra roja que abraza a los míos
y bebe, despacio, el agua del yoho

Mientras la mañana enfría mis sueños
mis pies desnudos se arrastran
por esas baldosas sin sed.

¿Dónde, dónde, está la tierra roja,
la sangre de las generaciones,
el ardiente sodabi de los dioses?

¿Dónde, dónde está la tierra roja?


Agnes Agboton- República de Benin
Traducción: Manuel Serrat Crespo
 
 
Yoho: altar familiar
Sodabi: aguardiente de palma

 
*****
 
EDIN
 
Edin, edin taoun
Avo yozoton
kpodo odin débió ayigbamè.

Edin, edin taoun
Sèmè-Podji sin agounkètinlè
kpodó ohoun dé houn alió.

Edin, edin taoun
Oko vèè dé yi mètchélè
bosónoun, yohô sin sin, dèdè
houénoué, afónnou tó fifa drótchélè
bó afochélè, tó sisa
dó ayigbanèlè dé kòmahou

Fitèwè, fitèwè oko vèèlòté?
fitèwè, ohoun mèdjiton mitonlèté?
fitèwè, sodabi sisien vodoun mitonlèté?

Fitèwè, fitèwè oko vèèlòté?
 
 
Agnes Agboton- República de Benin
 
 

jueves, 30 de noviembre de 2017

TRECE POEMAS DE BIRGITTA TROTZIG





TRECE POEMAS DE BIRGITTA TROTZIG

Cómo es el mundo. Ellos cargan la culpa que me toca. El manicomio es negro. Allí aparecen y viven caras maravillosas. Se alzan de la culpa que todos compartimos. Sobresalen de las paredes asesinas y pegajosas como plantas de un material completamente diferente, claro, fresco, orgánico, crecen en la culpa como la rosa en la sangre negra. La masa de caras salvaje sucia y dulce.


***


Cuánto ha cambiado el mundo y cuánto ha vuelto a cambiar, cuántas vueltas ha dado la rueda del espíritu del mundo. Cuán lejanos están esos destinos ¿quién lee sus cartas todavía? Luz del ocaso, inmutable y helada a través de los pinos (agujas de pinos sobre las tumbas, como cuando el siglo era un niño, agujas de pino en la arena, recuerdo del sabor del mar) -¿eligieron bien o eligieron mal? La tierra del otoño. Los que eligieron bien y los que eligieron mal forman ahora el mismo campo, abandonado


***


Un raro hedor, un gato muerto. Los contornos de los huesos sobresalen contra el pellejo y el pelo mojado, un gato barcino demacrado y de sucio pelaje, es la humillación de la fuerza perfecta del cuerpo y de la astucia, es un desecho, uno de los millones de objetos de basurero segregados por la gran urbe -una pequeña cara animal semejante a la de un niño y al mismo tiempo a la antigua cara del poder, mirando fijamente con grandes ojos rígidos que, en el momento postrero, no se cerraron, y ya nunca más podrán cerrarse, ahora miran hacia una existencia que no pertenece a la vida ni a la muerte, un estado intermedio, laberíntico y siniestro


***


Que la vida se abre. Ha sido tocada y se abre
Aún cunde el silencio del nacimiento, la quietud inmóvil viviente.
Las plantas crecen en la tierra, los cuerpos en las tumbas. El sol cae a través del ojo multicolor que irradia


***


La forma verbal, un pájaro del alma, sale volando de la boca del cuerpo humano, un acontecimiento inasible está ocurriendo: la epidermis del yo desaparece, el lenguaje sale volando como un ave migratoria a través del mundo, por sobre los mares, el mundo también vuela.


***



La culpa tapa todas las grietas. La culpa lo deja todo entero y sin vida, un bloque cerrado. Ni una sola entrada por ningún sitio, soledad cerrada, sellada
La reconciliación es: ruptura, trituración, movimiento hacia el exterior


***


la vida hace daño, la vida estropea, la gente se inclina y se dobla negándose


***


Las sienes de los niños son delicadas y en ellas se acurruca una sombra especial, como si estuvieran debajo de un ala. La infinitud de la vida se mete en ellas de visita, allí elige sus caminos incontables, sus desfiladeros, sus veredas, sus fuentes subterráneas


***


El silencio es una garganta. La laringe no puede.


***


(El sentimiento así: que si hubiera sabido cantar -si hubiera tenido voz- entonces yo hubiera sido yo. Entonces no hubiera tenido que escribir sino sólo ser)


***


El hombre es una mariposa extraña


***


Del pelo crece la hierba


***


Yo tuve un sueño. El niño muerto yacía en el musgo. Una voz dijo: ¡Desespérate! Todo lo demás es hipocresía. ¡Desespérate!
Pero el niño que fue enterrado – de su delicado pecho silencioso crece una tormenta, una canción enfurecida más aterradora que el fin del mundo


Birgitta Trotzig- Suecia
Traducción: René Vázquez Díaz
Contexto. Material (Visor)




Imagen: Retrato de Birgitta Trotzig