martes, 23 de agosto de 2016

TRES GOLPES DE SANGRE





TRES GOLPES DE SANGRE*


Cuánta sangre.

Cubre la amanecida, la escarcha, los jarales.

El cielo es escarlata
y púrpura encendida
las lágrimas de todas
las hijas de Bernarda.

El barranco escupe sangre.

Salpica los zapatos
del lobo encorbatado
que arruga el ceño a medias
y con mueca de asco, murmura:
Aquí huele a poeta
Nadan los pájaros
en charcos carmesíes
empapando sus plumas de vida derramada.

Las sales de tu estirpe
vertidas sin remedio en ríos de corinto
están volviendo yerma
la noche que te cerca.

Es bermejo el creciente de la luna
desplomada detrás del horizonte
como un pandero roto
ahogándose en un pozo de densa gana.

Hay una fuente grande de flores encarnadas
brotando de tu pecho.

Numerosa sangre alzada, rota, escueta,
trenzada, leve, oscura, agrumada,
viscosa, untando los caminos.

Hoy no amanece nunca.




*Federico García Lorca


Pepa Agüera Sánchez- España





Fuentes de Documentación

lunes, 22 de agosto de 2016

POEMA DE URSZULA KOZIOL





POEMA DE URSZULA KOZIOL




Desde hace algún tiempo
una vieja dama
se encamina hacia mí sobre jorobas de nubes.


Lanzo un peine por encima de mi hombro
para que los bosques la detengan
lanzo un espejo por encima de mi hombro
para que las aguas la detengan
pero está cada vez más cerca y más cerca
y algunas veces la veo en mis sueños.


Una a otra nos saludamos desde lejos
ella mira fríamente a mis ojos
desconocidas somos.


Bajo mi piel
aún siento la presencia de una joven
muchacha -
(acostumbrábamos recoger juntas violetas y
caléndulas de pantano
numerosas lunas
besamos un muchacho
cuántas madrugadas atravesamos
danzando)
ella se rezaga reacia a partir
buscando excusas para seguir viviendo junto a mí -


es por ello
que mis dedos retienen el respiro cerca de
los dedos de un hombre


y la mirada de alguien hace
que el aleteo de los pájaros ascienda de
súbito hacia mí.


En estado líquido


Las aguas de mi cuerpo casa rosada mar
anémonas en
glóbulos de sueño


las aguas de mi cuerpo cuando no estoy
mirando
señuelo un tritón de ojos prominentes
como un fugitivo de un lienzo de Paul Klee


a fin de confortarlo




confortar -

las aguas de mi cuerpo
casa bruna y alga roja.




Cuando sueño -
Saccorrhiza bulbosa levanta mi cabello
así que él se mantiene sobre las puntas
cuando sueño -


Macrocystis pirifera
milípedo y largo como un perro salchicha
envía escalofríos espina abajo
y hace hormiguear mi carne
en tanto que Claudea elegans
es una nota con color de rosa
o más bien una llave para abrir melodías celestiales


(tú puedes comparar
Pequeño Larousse a color
página 26)


Las aguas de mi cuerpo añoran el mar
ruedan y ruedan, envolviendo internamente
granos de arena
y ahora desde el polvo hasta el polvo
arrojan polvo a mis ojos
mientras en medio del puerto de un poema
oscilando como una concha al reverso de las
palabras
rocas crujiendo
mi aturdido
y ya blanqueado
yo.


Dicho de otra forma


mi libertad es una palabra que callaré
o que quizás anotaré sobre un pedazo de papel
para transmitírtela


mi libertad es un crayón del azar
una baguette o un estilógrafo en la mano
para garrapatear maquinalmente sobre la arena
o hacer trazos
al dorso de un billete
usado


o quizá para incitar a las letras a avanzar
como si yo quisiera deletrear el mundo
queriendo hacerlo más legible así sea sólo un poco
y sin duda de este modo hacerlo igualmente avanzar
mi libertad es la lengua en la que me dirijo a ti
la lengua en la cual recibo tu respuesta
a fin de ir a tu encuentro o evitarte
pero mi libertad es ante todo este instante
durante el cual inclino las palabras unas hacia otras
bajo un ángulo muy particular así no sea mas que para
que dejen de evitarse entre sí como si estuvieran despellejadas
instante durante el cual yo las uno permanentemente
casi por lazos matrimoniales
yo las emparento por sentidos en clanes,
grupos y estrofas


y las ordeno
sin cesar yo las ordeno
para que finalmente cesen de devorarse
comerse
-como tienen la costumbre-
y entonces las hago salir del estado de
canibalismo salvaje
de recíproco hocico
(y entonces ordeno las palabras como si
borrara sus pecados)


yo soy la donante
yo soy la autora del planeta de los poemas
con un gesto real
yo los libero
los pongo en libertad
insuflándoles al final una parte de mi propia
alma


(incluso si todo ello debiera ser considerado
una catástrofe)
mi poema de todos modos
no será más que una caja negra


de todas formas en el fondo
entre sus estrofas
se curva la prueba de la existencia del instante
que aparte de eso ya no existe en parte alguna
y que por otra parte puede se que no haya existido jamás
para persona distinta a mí
yo misma
y es mi libertad
de justamente poder tomar un tal instante
del anaquel del infinito tiempo
darle forma
encerrarlo entre la caja alargada de las estrofas negras
y detenerlo
cuidarlo


-¿Pero para siempre?
Di


-¿Para siempre?




Urszula Koziol- Polonia
Traducción: Rafael Patiño




______________________________________________










Urszula Koziol nació en el sudeste de Polonia en 1931. Ha vivido y trabajado en Wroclaw desde 1950, donde enseñó polaco durante varios años. Desde 1968 ha sido editora de la Revista Literaria Odra. Ha publicado ocho volúmenes de poesía, dos novelas, cuentos cortos y obras para la radio y el teatro. Poeta esencial, se sumerge en busca de las profundas raíces del comportamiento humano, de la condición del hombre moderno en un mundo de conflictos, caos y guerra. Su poesía, clara y precisa, mediante versos concretos y sin abstracciones, está sujeta a una disciplina intelectual estricta, dirigida por principios de ética libres de moralismos y de prejuicios políticos.




Fuentes de Documentación

domingo, 21 de agosto de 2016

DETRÁS DE AQUELLA PUERTA


DETRÁS DE AQUELLA PUERTA

En algún lugar del gran muro inconcluso está la puerta,
aquella que no abriste
y que arroja su sombra de guardiana implacable en el revés de todo tu destino.
Es tan sólo una puerta clausurada en nombre del azar,
pero tiene el color de la inclemencia
y semeja una lápida donde se inscribe a cada paso lo imposible.
Acaso ahora cruja con una melodía incomparable contra el oído de tu ayer,
acaso resplandezca como un ídolo de oro bruñido por las cenizas del adiós,
acaso cada noche esté a punto de abrirse en la pared final del mismo sueño
y midas su poder contra tus ligaduras como un desdichado Ulises.
Es tan sólo un engaño,
una fabulación del viento entre los intersticios de una historia baldía
refracciones falaces que surgen del olvido cuando lo roza la nostalgia.
Esa puerta no se abre hacia ningún retorno;
no guarda ningún molde intacto bajo el pálido rayo de la ausencia.
No regreses entonces como quien al final de un viaje erróneo
-cada etapa un espejo equivocado que te sustrajo el mundo-
descubriera el lugar donde perdió la llave y trocó por un nombre confuso la consigna.
¿Acaso cada paso que diste no cambió, como en un ajedrez,
la relación secreta de las piezas que trazaron el mapa de toda la partida?
No te acerques entonces con tu ofrenda de tierras arrasadas,
con tu cofre de brasas convertidas en piedras de expiación;
no transformes tus otros precarios paraísos en páramos y exilios,
porque también, también serán un día el muro y la añoranza.
Esa puerta es sentencia de plomo; no es pregunta.
Si consigues pasar,
encontrarás detrás, una tras otra, las puertas que elegiste.


Olga Orozco- Argentina
Num. 14 de La noche a la deriva (1984)

Fuentes de Documentación

sábado, 20 de agosto de 2016

¿CÓMO?


 
 
¿CÓMO?
 
Aquí donde ya todo pareciera                 
ser agua calma,
¿Cómo se nombra la tristeza?
Hubo otro tiempo
en que ella era
el modo de caminar por la vida,
la manera de mirar las cosas,
y era palabra cotidiana,
repetida hasta el cansancio
y más veces aún hasta el llanto.
 
Aquí desde tan lejos,
después de tantas cosas,
cuando ya todo se ha cubierto
con un grueso manto de pudor,
¿cómo nombrar la tristeza?
 
Aquí donde ya todo pareciera
ser agua calma,
¿cómo se nombra la poesía?
Hubo otro tiempo
en que ella se acomodaba
en medio de todas las cosas,
las amables, las tristes, las amargas,
aunque, es verdad,
parecía encontrarse más a gusto
con las últimas.
 
Pero aquí desde tan lejos,
¿cómo llamar a la poesía?


Susy Delgado- Paraguay


*****
 
 



 MBA'ÉICHA 
 
Ko’águive, opa mba’e ha’etehápe
y kirirï,
¿mba’éicha ñamboherakuaa pe temimbyasy?
Oime kuri ára
ha’e ha’évami
ñande guata tekovére,
ñane maña opa mba’ére,
ñane ñe’ë jepivegua,
ñambo jo’a jo’áva kane’ömeve
ha hetaiteve, tasëmeve.
 
Ko’a mombyryetéguive,
hetaite mba’e rire,
opa mba’e ojeaho’i rire
guerotï anambusúpe,
¿mba’éicha ñambohérata temimbyasy?
 
Ko’águive, opa mba’e ha’etehápe
y kirirï,
¿mbaéicha ñambohérata ñe’ë porä?
Oime kuri ára
ha’e oñemohendávami
opa mba’e apytépe,
hory ha oñembyasy ha iróva apytépe,
jepevérö añete
ovy’avévaicha
umi ipahápegua ndive.
 
Ha katu ko’a mombyryete guive,
¿mba’éicha ñahenóita pe ñe’ë porä?


Susy Delgado- Paraguay
Poema en guaraní


*****
 
 
                    COMO?
 
                                              
Aqui aonde já tudo parecería
ser água calma,
como nomear a tristeza?
Houve um tempo
em que ela era
o modo de andar pela vida,
a maneira de olhar as coisas,
e era palavra corriqueira,
repetida até o cansaço
e mais ainda até o pranto.
 
Aquí desde tão longe,
depois de tantas coisas,
quando já tudo está coberto
com um espesso manto de pudor,
como nomear a tristeza?
 
Aquí onde já tudo parecería
ser agua calma,
como nomear a poesía?
Houve um tempo
em que ela se acomodava
entre todas as coisas,
as amáveis, as tristes, as amargas,
embora, verdade se diga,
parecía encontrar-se mais afim
com as últimas.
 
Mas aquí tão distante,
como nomear a poesía?


Susy Delgado- Paraguay
Traducción al portugués: Antonio Miranda

______________________________________________
 
SUSY DELGADO 
 
 
Escritora bilingüe y periodista, nació en San Lorenzo, Paraguay, en 1949. Su obra literaria muestra una clara preeminencia del género de la poesía. Sus cuatro primeros poemarios en guaraní –Tesarái mboyve (Antes del olvido), Tataypýpe (Junto al Fuego), Ayvy membyre (Hijo de aquel verbo) y Ñe’ë jovái (Palabra en dúo)- fueron publicados en versión bilingüe y están reunidos en la antología que lleva este último título. En el 2007 publicó otro poemario con textos originales en guaraní, en versión bilingüe, Jevy ko’ë, que incluye el cuento del mismo título, distinguido con el Premio Cide Hamete Benengeli para relatos escritos en lenguas hispánicas distintas del castellano, de la Universidad Toulouse Le Mirail y Radio Francia Internacional, en el 2005.
 
Algunos de sus poemarios en castellano son Sobre el beso del viento, La rebelión de papel y Las últimas hogueras. Publicó también el volumen de cuentos La sangre florecida, la antología 25 Nombres Capitales de la Literatura Paraguay, y en el campo de la literatura para niños el libro Ñe’ë saraki y los que integran la Colección Che pomimi.
 
Además del premio mencionado, su poemario Tataypýpe fue Primer Finalista en el Premio Extraordinario de Literaturas Indígenas de Casa de las Américas, Cuba, en 1991. Obtuvo también diversas distinciones nacionales como las siguientes: Personaje del Año en 1997, Mención Especial del Premio Municipal en 1998 y 2000, y el año Segundo Premio Municipal de Literatura en 2006. Su obra literaria ha sido difundida en el exterior en diversas antologías, publicaciones especializadas y páginas web de diversos países de América y Europa. Algunos de sus libros han sido traducidos al inglés, el portugués y el alemán. 
 
Tiene una extensa trayectoria como periodista cultural en medios de prensa paraguayos y desde hace tres años dirige la revista literaria Takuapu. Dirige igualmente el Taller de Poesía Ara Satï desde el año 2000. 


 
 

viernes, 19 de agosto de 2016

ELEGÍA I






ELEGÍA I

Los matices entre nuestras existencias son tan parecidos
que todos preguntamos lo mismo en voz alta
y después, silencio.
No se escucha nada en estos silencios callados,
y preocupados por repetir la pregunta
nos olvidamos de la respuesta
creyendo que carecen de perfume las flores que buscan mariposas.
No hay flores equivocadas.
Que la pregunta sea importante
está relacionado con la dimensión de la necesidad
no con la de la respuesta,
y la respuesta responderá a la necesidad, no a la pregunta.
De todo el cielo yo sólo veo una parte,
cuento el tiempo como noches y días, los distingo por un cambio de tono,
y el cielo que hay detrás ni siquiera es azul.
¿De qué le serviría a la flor que la luz que muestra sus colores
no contrajera las pupilas?
No hay flores equivocadas porque su conciencia
no les permite respuestas mayores a su vida;
y no preguntan,
pero las flores no se acaban.
Si por la verdad que hay detrás dejase de ver las caras,
sabría de almas, pero no tendría amigos.
La verdad, sin preguntarse nada, serían unos ojos inútiles,
una esperanza que, curiosa por el sentido de la espera,
me habría hecho perder el tiempo,
sería salivar ante el amarillo sin haber pasado nunca por la fruta.
Ser, antes de llegar, allá donde me dirijo
me quitaría el sabor a vida
y me dejaría sin la parte cierta de la verdad.
Verdad, si no eres de verdad,
qué me importa que no seas sucedáneo,
si mis calles son escuelas de tu intención
verlas tan sólo como decorados
me alejaría de ti una vida más.
¿Dónde podría agarrarme cuando la imaginación no pudiese responder
a las necesidades de mi condición humana?
Vería a la misma distancia escaparates y perros
y me hundiría si sintiese que peso más que el cartón.
¡En qué me convertiría yo más que en el drama de una locura
dentro de un cuerpo en un espacio sin tierra ni techo!
No te puedo saber porque no te he de saber.
Se buscarán respuestas intocables para que se te acerquen;
es una conclusión humana y, en cambio,
todo lo que es humano nos parece poco.
Sería extraño, Verdad,
que no necesitásemos mecanismos de defensa propios,
que se hubiesen tenido en cuenta los miedos de todos
menos los nuestros,
sería extraño un pez muerto fuera del agua con las branquias nuevas;
para un pez sería extraño.
Desde el cielo, su propia perspectiva es la de un pez seco,
un pez con branquias, sin agua;
un hombre con esperanza que cree ver contestadas las preguntas
que todavía teme.




Teresa Colom- Andorra
Traducción del catalán al español: Concha García




*****





ELEGÍA I

Els matisos entre les nostres existències són tan semblants
que preguntem tots el mateix en veu alta,
i després, silenci.
No se sent res en aquests silencis callats,
i preocupats per repetir la pregunta
ens oblidem de la resposta
creient que no són perfumades les flors que busquen papallones.
No hi ha flors equivocades.
Que la pregunta sigui important
té a veure amb la dimensió de la necessitat
no amb la de la resposta,
i la resposta respondrà a la necessitat, no pas a la pregunta.
De tot el cel jo només en veig una part,
compto el temps com nits i dies, els diferencio per un canvi de to,
i el cel que hi ha al darrera ni tan sols és blau.
De què li serviria a la flor que la llum que mostra els seus colors
no contragués les pupilles?
No hi ha flors equivocades perquè la seva consciència
no els permet respostes més grans que la seva vida;
i no pregunten,
però no s’acaben les flors.
Si per la veritat que hi ha al darrera deixés de veure les cares,
sabria d’ànimes, però no tindria amics.
La veritat, sense haver tingut preguntes, serien uns ulls inútils,
una esperança que, curiosa pel sentit de l’espera,
m’hauria estat fent perdre el temps,
seria la salivera pel groc sense haver passat mai per la fruita.
Ser, abans d’arribar-hi, a allà on em dirigeixo
em trauria el gust a vida
i em deixaria sense la part certa de la veritat.
Veritat, si no ets de veritat,
què més em fa que no siguis succedani,
si els meus carrers són escoles de la teva intenció,
veure’ls només com decorats
m’allunyaria de tu una vida més.
On podria agafar-me quan la imaginació no pogués respondre
a les necessitats de la meva condició humana?,
veuria a la mateixa distància aparadors i gossos
i m’enfonsaria si sentís que peso més que el cartró.
Què esdevindria jo més que el drama d’una bogeria
dins d’un cos en un espai sense terra ni sostre!
No et puc saber, perquè no t’he de saber.
Es buscaran respostes intocables perquè se t’atansin;
és una conclusió humana i, en canvi,
tot el que és humà ens sembla poc.
Seria estrany, Veritat,
que no ens calguessin mecanismes de defensa propis,
que s’haguessin tingut en compte les pors de tots
menys les nostres,
seria estrany un peix mort fora de l’aigua amb les brànquies noves;
per un peix seria estrany.
Des del cel, la seva perspectiva d’ell, és la d’un peix sec,
un peix amb brànquies, sense aigua;
un home amb esperança que creu veure contestades les preguntes
de les quals encara té por.




Teresa Colom- Andorra




*****
ELEGIA I

Os matizes entre nossas existências são tão parecidos
que todos perguntamos o mesmo em voz alta
e depois, silêncio.
Não se sente nada neste silêncio calado
e preocupados por repetir a pergunta
nos esquecemos da resposta
crendo que carecem de perfumes as flores que buscam as borboletas.
Não existem flores equivocadas.
Que a pergunta seja importante
está relacionada com a dimensão da necessidade
não com a da resposta,
e a resposta responderá a necessidade, não a pergunta.
De todo o céu eu vejo apenas uma parte,
conto o tempo em noites e dias, o distingo por uma mudança de tom,
e o céu que está ao fundo não é nem sequer azul.
De que servir-lhe-ia a flor se a luz que mostra as suas cores não lhe contraíssem as pupilas?
Não existem flores erradas porque sua consciência
não lhes permitem respostas maiores a sua vida;
e não perguntam,
mas nem por isto as flores se acabam.
Se pela verdade que possuo esquecesse de olhar os rostos,
saberia das almas, mas não haveria amigos.
A verdade, sem haver qualquer dúvida, faria dos olhos inúteis,
uma esperança que, curiosa pelo sentido da espera
ter-me-ia feito perder tempo,
como salivar ante o amarelo sem nunca ter provado da fruta.
Seria, dantes de chegar, lá onde eu me dirijo
tirar-me o gosto a vida
e deixar-me sem a parte certa da verdade.
Verdade, se não és verdade
que me importa que não sejas tu sucedânea,
se as minhas estradas são escolas das tuas intenções,
ao vê-las como ornamentos
afastar-me-ia de ti uma vida mais.
Onde poderia segurar-me quando a imaginação não pudesse responder às necessidades da minha condição humana?
Veria da mesma forma vitrines e cães
e entraria em colapso se sentisse que pesaria mais que um cartão.
Que seria de mim senão a estratégia da loucura
dentro de um corpo em um espaço sem chão nem teto!
Não te posso saber, porque já não devo saber.
Procurar-se-ão respostas intocáveis para que te acerquem;
é uma conclusão humana e
tudo que é humano nos parece pouco.
Seria estranho, Verdade,
que não nos fossem necessários mecanismos de defesa própria,
que se tivessem tido em conta os medos de todos,
menos os nossos,
seria estranho um peixe morto fora d’água com as brânquias novas;
para um peixe seria estranho.
Do céu a sua perspectiva de si é de um peixe seco;
um peixe com brânquias, sem água;
um homem com esperanças de ver contestadas as perguntas
que ainda lhe fazem medo.




Teresa Colom- Andorra
Traducción al portugués: Jorge Pereira




*****
ELEGIA I

Le sfumature tra le nostre esistenze sono così simili
che domandiamo tutti la stessa cosa a voce alta
e poi, silenzio.
Non si sente niente in questi silenzi taciuti
e preoccupati a ripetere la domanda
ci dimentichiamo della risposta
credendo che non siano profumati i fiori che cercano farfalle.
Non esistono fiori sbagliati.
Che la domanda sia importante,
dipende dalla dimensione della necessità
non da quella della risposta,
e la risposta risponderà alla necessità, non alla domanda.
Di tutto il cielo io vedo solo una parte,
conto il tempo in notti e giorni, li differenzio per un cambio di tono,
e il cielo che c’è dietro non è nemmeno blu.
A che servirebbe al fiore se la luce che mostra i suoi colori
non contraesse le pupille?
Non esistono fiori sbagliati perché la loro coscienza
non gli permette risposte più grandi della loro vita;
e non domandano,
ma non per questo finiscono i fiori.
Se per la verità che c’è dietro smettessi di vedere i volti,
saprei d’anime, ma non avrei amici.
La verità, senza aver avuto domande, sarebbero degli occhi inutili,
una speranza che, curiosa del senso dell’attesa,
mi avrebbe fatto perdere il tempo,
sarebbe l’acquolina dal giallo senza essere mai passati per la frutta.
Essere, prima di arrivarci, là dove mi dirigo
mi toglierebbe il gusto di vita
e mi lascerebbe senza la parte certa della verità.
Verità, se non sei per davvero,
che m’importa che tu non sia equivalente,
se le mie strade sono scuole della tua intenzione,
vederle solo come ornamenti
mi allontanerebbe da te una vita in più.
Dove potrei afferrarmi quando l’immaginazione non potesse rispondere
alle necessità della mia condizione umana?
Vedrei alla stessa distanza vetrine e cani
e sprofonderei se sentissi che peso più del cartone.
Che sarei io se non il dramma di una pazzia
dentro un corpo in uno spazio senza terra né tetto!
Non ti posso sapere, perché non ti devo sapere.
Si cercheranno risposte intoccabili perché ti si avvicinino;
è una conclusione umana e invece
tutto ciò che è umano ci sembra poco.
Sarebbe strano, Verità,
che non ci fossero necessari meccanismi di difesa propri,
che si fosse tenuto conto delle paure di tutti
tranne che delle nostre,
sarebbe strano un pesce morto fuori dall’acqua con le branchie nuove;
per un pesce sarebbe strano.
Dal cielo la sua prospettiva di sé è quella di un pesce secco;
un pesce con branchie, senza acqua;
un uomo con speranza che crede di vedere colmate le domande
che invece gli fanno ancora paura.




Teresa Colom- Andorra
Traducción al italiano: Jorge Pereira y Maria Pertile




_________________________________________________




Teresa Colom  (Seo de Urgel, 1973) es una escritora andorrana. Después de licenciarse en ciencias económicas y empresariales en Barcelona, dirigió su carrera profesional hacia el campo de las finanzas. Además, dedicó una parte de su tiempo libre a escribir poesía. En 2004 dejó el trabajo en la entidad bancaria donde había estado trabajando para dedicarse a escribir. Obra: Com mesos de juny, Edicions del Diari d'Andorra, Andorra la Vella,  2001; La temperatura d'uns llavis, Edicions del Diari d'Andorra, Andorra la Vella, 2002; Elegies del final conegut, Abadía Editors, Maçaners,  2005; On tot és vidre, Pagès Editors, Lleida, 2009. Premios literarios:     Premio del Concurso de Poesía de la Biblioteca Pública del Govern d'Andorra, 2000; Premio Grandalla de Poesía del Cercle de les Arts i de les Lletres d'Andorra, 2000.




Imagen: Retrato de Teresa Colom




Fuentes de Documentación